Bienvenidos a Vampire Knight: Academia Cross. Esperamos realmente que los usuarios y también los personajes, disfruten la estadía en el foro y sobre todo, participen en esta comunidad. ¡Diviértanse por encima de todo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Edificios abandonados
Dom Abr 22, 2018 8:41 pm por Ryu Olivier

» Confieso que...
Lun Abr 09, 2018 8:31 pm por Ziel A. Carphatia

» Calles
Dom Mayo 21, 2017 6:11 pm por Lisbeth C.

» Que harias con el de arriba si se quedaran en cerrados en un habitación.
Miér Feb 22, 2017 12:02 am por Integra F. W. Hellsing

» El que llegue a 100 gana
Sáb Ene 21, 2017 8:21 pm por Nathan Von Kleist

» ¿Roleas?
Mar Ene 03, 2017 11:52 pm por Celest Blaze

» ¿Qué estás escuchando?
Lun Dic 19, 2016 12:56 am por Rangiku Matsumoto

» Habitacion de Kasha
Jue Dic 01, 2016 7:46 pm por Kasha Oskan

» Registro de apellido.
Dom Oct 23, 2016 2:59 pm por Aoba Segaraki



Foros Hermanos
Afiliados de élite
Créditos
Sword Art Online (SAO)
Este foro ha sido diseñado por Ziel Carphatia y en colaboración de Yuuki Cross. Agradecer su trabajo, sin embargo, a los creadores de las texturas en Deviant Art que favorecieron el wall del que disfruta el foro, así como la action empleada en todos los gráficos. También, una pequeña mención a las grandes instrucciones de foroactivo y Savage Themes que, con sus tutoriales y enseñanzas, han hecho posible este fruto para todos los usuarios.

Gracias a todos.


Callejuelas

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Callejuelas

Mensaje por Kaien Cross el Miér Ene 23, 2013 8:52 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Se trata de unas sinuosas y oscuras calles que recorren los espacios entre los edificios abandonados. Esta zona comprende tanto las calles que antiguamente eran consideradas como las principales, como los pequeños callejones.


avatar

Cantidad de envíos :
450
Localización :
En mi despacho
Empleo /Ocio :
Director de la academia Cross
Humor :
Maravilloso~

Kaien Cross
http://academiacross-vk.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo


Re: Callejuelas

Mensaje por Kol Solberg el Lun Ene 04, 2016 11:34 pm

Se encogió de hombros al escucharle- Dicen que hay un par de Nivel E molestando por la zona, me toca a mí ocuparme de que dejen de hacerlo. -Observó como el perro se alejaba, a ver si él encontraba algo y podía deshacerse rápido de ellos, no entendía como podía haber tantos de aquellos despreciables seres, parecía que se reproducían por esporas, muy descuidados tenían que estar siendo los pura sangre para dejar tanto bicho suelto en vez de acabar bien con ellos, no sabía que era peor, si que se los cargaran o que los convirtieran en esas abominaciones.

La sonrisa del noruego se amplió ante la idea de que le ayudaran, seguro que así era más divertido y ahorraban tiempo, aunque eso de meter a un desconocido en casa después no le agradaba tanto, pero los pros ganaban a los contras- Si ayudas a acabar con esos pobres desgraciados puedo dejarte el sofá de mi salón, eso sí, siempre y cuando no ensucies mucho, creo que a mi hermana no le haría mucha gracia, bastante tiene conmigo. -Bromeó, pues a veces, el rubio era consciente de que más que un buen hermano mayor era un suplicio para la pobre Liv. Alzó las cejas, divertido, al escuchar lo de Damaru, parecía haber más gente de la que pensaba que compartía su desprecio hacia él ¿tendría algún motivo similar? Lo cierto es que los líderes de la asociación no brillaban por su aprobación general, Black, Damaru, el hermano de Damaru cuyo nombre ni se molestó en aprender y ahora Yagari, mira que éste no era fruto de su agrado, pero era el mejor de todos.- Supongo que entonces sabrás que Damaru ya...-detuvo sus palabras al escuchar pasos ¿Sería esta vez lo que buscaba? Parecía que no, pues a medida que comenzaba a sentir la presencia, quedaba claro que no era muy diferente a ellos.

"Cosas súper importantes de cazadores". No pudo evitarlo, lo intentó, pero no fue lo suficientemente fuerte. Se echó a reir a carcajada limpia durante un momento, para de repente quedarse muy serio y mirar fijamente al recién llegado.- Claro que sí, pero...¿sabes la contraseña súper secreta para entrar en ella? No me permiten mostrar el camino sin antes haber escuchado la contraseña.
avatar

Cantidad de envíos :
68

Kol Solberg

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Khrod Morkleyson el Mar Ene 05, 2016 12:37 am

Khrod miraba con asombro las caras de los dos muchachos que parecian muy divertidos por la situacion. Esto a el le hacía gracia teniendo en cuenta que se habia perdido unas tres veces mas de camino. ¡Y ahora habia una contraseña! ¡Una maldita contraseña! Esto no se lo habían comentado en ninguno de los pueblos por los cuales viajó, que curioso..

- ¡Esperad un segundito! - dijó nervioso mientras rebuscaba con su mano derecha en uno de los bolsillos de su tunica - ¡Aqui está! - soltó mientras sacudia un pequeño libro en las narices de los dos muchachos. Con la agilidad de un mosquito se sentó cruzando las piernas y apoyando el brazo vendado en el suelo. - A ver, a ver..  ¡Mis queridos apuntes me revelaran esa contraseña! - Hojeó la libreta rapidamente y luego miró desconcertado a ambos muchachos. No ponía absolutamente nada, debe ser una especie de prueba especial anti-vampiros, pensó. ¡Tendré que sorprenderles!

- ¿Los vampiros son malos? - dijo medio preguntando - ¿Silencio hermano? ¿Vivan los cazadores? ¿Odio a los vampiros ? Noo lo see -___-' no odio a los vampiros, era por si colaba, nadie me dijo nada de contraseñas, yo solo... TT__TT yo solo queria... ¡Ir a aprender cosas nuevas y super brutales!- Dicho esto el muchacho se puso a dar tumbos y volteretas sobre su insensible brazo de madera.
avatar

Cantidad de envíos :
10

Khrod Morkleyson

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Kiba Kojiro el Mar Ene 05, 2016 12:52 am

Y en cuanto escucho aquellas palabras del muchacho a el también se le escapo una sonrisa. Se cruzo de brazos observando al recién llegado, era sin duda un espécimen extraño, había preguntado por la asociación, la siguiente pregunta era a cual de ellas se refería. Recordó las palabras que el muchacho rubio no había podido acabar de pronunciar. ¿Iba a contarle que Damaru había muerto? Si era así llegaba tarde. No había sido una noticia que le hubiera sorprendido nada, el muchacho no había tenido nunca capacidad para liderar la asociación, ni siquiera entendía como Black había podido dejar al cargo a aquel inútil. -¿Quien estuvo al cargo después del inútil de Damaru?- Pronuncio en voz alta sin dejar de mirar al chico que escudriñaba confuso en sus libretas buscando la inexistente contraseña.


Sonrió al rubio. -Creo que deberíamos dejar de tomarle el pelo ya- Dijo al ver la desesperación del muchacho al no encontrarla y comenzar a decir frases aleatorias, no se había fijado hasta ahora pero hacían un grupo muy peculiar, el rubio alto como los pinos, y el peliblanco canijo como un seto y el bueno, el nunca había destacado por su altura, pero sus colmillos, sus ojos y sus marcas no dejaban a nadie indiferente y luego estaba Akamaru, ahora tirado en el suelo dormitando. Se le escapo una media carcajada al mirar a este ultimo y volvió a mirar a los muchachos. -No hay ninguna contraseña, pero de todas maneras no vas por buen camino, ¿Has mirado a tu alrededor?- Dijo señalando los edificios en ruinas que los rodeaban. -Aquí como mucho te encuentras niveles E que quieran merendarte.-
avatar

Cantidad de envíos :
10
Empleo /Ocio :
Cazador
Humor :
Acido

Kiba Kojiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Kol Solberg el Mar Ene 05, 2016 1:39 pm

Kol se rascó la cabeza pensativo, tratando de recordar el nombre del tipo en cuestión, pero vaya, ni idea- No lo recuerdo, pero era familia de Damaru, no duró mucho, ahora manda Yagari, de lo más decente que hemos tenido,- respondió antes de volver a centrar su atención en el peliblanco.

Quizá se había pasado con lo de la contraseña, el pobre parecía desesperado, lo cierto es que si hubiera algún tipo de contraseña para entrar en la asociación se habría puesto por mediación suya y sería algo así como "El jefe es un asaltacunas" o algo similar. Pero lejos de sentirse mal por como lo estaba pasando el pobre, Kol se divertía, el chico tenía reacciones muy divertidas, sería interesante tomarle más el pelo, pero el tipo del perro decidió poner fin a la diversión del noruego, que no pudo evitar poner una mueca de decepción absoluta al ver que su tan grandioso plan había sido desbaratado. ¡Con lo graciosas que estaban siendo sus respuestas! Aunque lo cierto es que ningún cazador pondría una contraseña tan obvia.- Bueeeeeno, como ya te ha dicho no es aquí, aunque bueno, el edifcio está en un estado similar, da mal rollo y se respira amargura y falta de sentido del humor por todas partes -añadió- Si colaboras en la misión que tengo entre manos, te llevo hasta allí, aunque ¿por qué tanto interés?
avatar

Cantidad de envíos :
68

Kol Solberg

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Khrod Morkleyson el Mar Ene 05, 2016 4:06 pm

Khrod levantó su mirada hacia el muchacho alto mientras jugueteaba con el simpático perro, ambos revolcándose por el suelo y levantando bastante polvo - Madre mía, desde aquí eres altísimo - dijo mientras se tumbaba ya del todo y el perrillo se acurrucaba encima suya - Si, claro que ayudaré, y más si me llevas a la Asociación - Por primera vez en el encuentro, Khrod adopto una pose seria, aunque estuviese tirado en el suelo. ¿Debería revelarles a sus nuevos compañeros el objetivo de su investigación? Seguro que le serán de mas ayuda si les cuenta la verdad.

- Voy a la academia a investigar cierta clase de maldición - Dijo rascándose el brazo vendado inconscientemente. Es cierto que no quería asustarles tampoco, ya que su brazo le daba bastante grima incluso a él.Se incorporo, sentándose mientras Akamaru daba vueltas en su regazo. Empezó a quitarse las vendas poco a poco mientras pensaba donde había guardado sus ungüentos para el brazo. Con cara de vergüenza y los vendajes ya quitados, les enseño su brazo izquierdo a sus nuevos compinches. La marca de la mano aun seguía mucho mas oscura y marrón que el resto de su antebrazo.

- Bueno, pues resulta que hace tiempo unos vampiros quemaron la cabaña de mis padres y me dejaron vivir, pero también me dieron esta extraña marca. Ha ido creciendo con los años y la verdad es que me gustaría acabar con esta maldición.- Dijo sacudiendo su brazo como si fuese un objeto de exposición y venta. - También es cierto que me ha obsequiado con algún poder que otro, ademas de ser un defensa decente- Sonrío a sus compañeros mientras atizaba con ganas su brazo con su propia espada. Ante esto el pobre perrillo se asusto y salio escopetado hacia su dueño.

- ¡Oye majo, no te asustes! Mira ya verás que divertido, acércate - La corteza de su brazo empezó a brillar levemente y del brazo salieron 4 diminutos fuegos fatuos que empezaron a dar vueltas alrededor del animal que se había vuelto loco de alegría. El muchacho sonrió disfrutando de la felicidad del animalito.
avatar

Cantidad de envíos :
10

Khrod Morkleyson

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Kiba Kojiro el Mar Ene 05, 2016 5:14 pm

Kiba miraba como Akamaru jugaba con el chico mientras escuchaba al rubio hablar. -¿Como de malo hay que ser para que ni siquiera te recuerden?- Dijo mirando de reojo al cazador evaluando su expresión, aunque no parecía haberse sentido ofendido por el comentario de antes, eso a Kiba le gustaba. -Hablando de esa misión, ¿Buscas niveles E, cierto?- Olfateo el aire un instante. -Parece que ellos se alejan de ti, me pregunto por que- Dijo divertido, no se olía nada cerca ni vampiro ni humano, era extraño en cierta manera.

El muchacho que estaba jugando con Akamaru les hablo sobre una maldición, Kiba se puso serio en ese momento, se había preguntado que seria ese brazo gigante, pero jamas se hubiera imaginado una historia como la de ese chaval. Él estaba acostumbrado a matar vampiros, no a ser victimas de ellos.  Kiba se acerco para ver bien ese brazo, daba realmente mucha grima, habia visto heridas y marcas antes, pero ninguna como aquella, pero no parecía un brazo, sino corteza o madera o algo parecido. Miro la reacción de Akamaru con curiosidad, ¿Tenia algún tipo de "magia" aquel brazo?

El peliblanco resolvió la duda sin siquiera haberla formulado pues del brazo salieron seres diminutos. -Akamaru, vuelve aquí- Le dijo. El perro le miro un instante como apenado y empujo a uno de los seres con el hocico cariñosamente para después ir a meterse en la sudadera de Kiba que comenzó a acariciarle la cabeza. -Ese brazo tuyo.. ¿Dices que un vampiro te lo hizo? No había visto nunca nada similar- Dijo dando un paso atrás, volviendo a su posición inicial. -Por cierto, me llamo Kiba, y este es Akamaru- Si, llevaban hablando un rato y ni siquiera se habían presentado, era una situación bastante extraña.
avatar

Cantidad de envíos :
10
Empleo /Ocio :
Cazador
Humor :
Acido

Kiba Kojiro

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Kol Solberg el Mar Ene 05, 2016 10:09 pm

Se encogió de hombros antes de responder a su pregunta- Supongo que mucho, desapareció rápido- Lo cierto es que Kol no llegó a tratar con él en ningún momento, así que ni siquiera sabría decir cuanto duró en el cargo. Miró al otro chico y mostró una amplia sonrisa al escuchar el comentario sobre su altura, era algo que escuchaba muy a menudo, pero lejos de cansarle, le gustaba.- Perfecto entonces -así daba gusto, ya podrían aprender sus compañeros.- Sí, son un par de Nivel E, en teoría tendrían que andar cerca...¿Mi estrategia para atraerles no ha funcionado? -Tener que ir tras ellos iba a ser mucho más engorroso, pero teniendo compañía al menos sería entretenido.- Seguro que les han hablado mal de mi y no quieren arriesgarse.

Kol se quedó mirando al peliblanco mientras le escuchaba ¿una maldición? Eso sonaba realmente curioso. Sus ojos observaban con detenimiento mientras se quitaba las vendas mostrando aquel brazo tan extraño, la historia no era nada alegre, como viene ser habitual en los pasados de los cazadores, raro es que a alguno le queden padres o una gran familia, como sacado de una película disney. A pesar de la breve tensión que se generó a raiz de aquellas palabras, Kol, como solía ser habitual, no se cortó un pelo a la hora de hacer un comentario y haciendo gala de tacto decidió que abrir la boca y dejar salir lo primero que pasó por su cabeza era buena idea- Bueno, míralo por el lado positivo, si le pones lucecitas te ahorras el árbol en Navidad, aunque veo que vienen incorporadas. -Mostró una amplia sonrisa, la muestra de esos poderes le resultó intrigante ¿qué clase de maldición sería aquella? Entonces el del perro, que resultaba llamarse Kiba se presentó y la atención del noruego volvió a él- Oh, cierto, nombres, yo soy Kol, un placer conoceros.
avatar

Cantidad de envíos :
68

Kol Solberg

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Khrod Morkleyson el Mar Ene 05, 2016 11:29 pm

Khrod observó atentamente a Kiba y Kol. Se alegró bastante al ver que ellos no estaban asqueados por su brazo como el pensaba, mas bien ellos estaban divertidos e intrigados. Esto le subió los ánimos y el chico decidió presentarse también - ¡Soy Khrod encantado ò__ó! - Dijo levantándose, sacudió rápidamente el polvo de su túnica y levanto su brazo bueno en señal de saludo. - Oye por cierto Kiba, si no te importa me vendría bien un frasquito de la saliva de Akamaru, la de los perros tiene muchas utilidades - añadió enseñadole un frasco vacío de sus bolsillos a Kiba - Todos los ingredientes son bienvenidos para mis pócimas. Y ya que estamos con el tema de pociones.. ¡Debería aplicar mi remedio casero! -

Sacó otro frasco con un mejunje grisáceo y se lo empezó a extender por su brazo aun descubierto. Al acabar su ritual típico, vendó su brazo fuertemente mientras cavilaba sobre el asunto que los dos chicos hablaban. Hubiese preferido que fuesen mas claros. ¿Niveles E? No había nada parecido en sus diarios tampoco, pero seguramente hablaban de vampiros, además Kol hablaba sobre una misión y si estos dos tipos eran cazadores como sus padres, lo más lógico es que fuese así, pensó.  En su reducida experiencia solo se había encontrado con pocos vampiros, el chico siempre intentaba hablar con ellos sobre maldiciones, pero estos resultaban agresivos y silenciosos. Khrod siempre huía porque los vampiros al principio le aterraban. Años después cuando descubrió la verdad sobre sus padres y encontró la espada se cortó el gemelo por equivocación y esto atrajo a un par de vampiros hambrientos, esa vez Khrod no tuvo mas remedio que hacer uso de su espada con cadena y bola para acabar con ellos.

- Supongo que la misión va sobre vampiros.- dijo saliendo de su ensimismamiento  -¿Verdad?- Dicho esto el muchacho se arremango su túnica hasta las rodillas, dejando ver unos gemelos flacuchos y con varios cortes. - ¡¡Yo en el bosque los atraía así para entrenar brutalmente!! - Desenvainó su espada con su mano derecha y levantando la pierna desnuda se hizo un corte diagonal en el gemelo. La sangre comenzó a salir a borbotones salpicando el suelo...
avatar

Cantidad de envíos :
10

Khrod Morkleyson

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Yoru el Lun Feb 08, 2016 5:59 pm

Mi mente divaga entre los recuerdos sombríos y los escombros. En una mano cargo con mi cajetilla de cigarros, y en la otra, mucho más pequeña que la de mi tabaco, un cartoncito, con un escudo rojo y un pastillero dentro, lo estrujo. Se me están acabando y ya no sé dónde conseguir otras.

El invierno arrasa con los restos de vida de este lugar. Pero es como si ya no pusiese sentir frío, ¿entiendes? Como si algo me obligase a estar siempre bien. Pero eso mismo, lo que me hace estar bien, me hace estar mal.

Me hago un revoltijo yo sola. Paso mi mano por mi cabello, está grasiento y unos copos de nieve se resbalan.  

Hay una sed insaciable, que sigue creciendo en mi interior, y mi sonrisa de lunática ensombrece mi rostro. Este no es el final. Escucho unos pasos tras de mí y todo mi sistema se pone alerta. Ya te digo; yo, en realidad, ya ni me esfuerzo. Todo esto es cosa de mi cuerpo... al ver que a mi me importa menos que nada, el ha comprendido que, en esto, está por su parte.

Y ahora él  se defiende como puede.
-Quiero estar tranquila...-, digo entre dientes, para mi misma. Sólo observo.
avatar

Cantidad de envíos :
4
Localización :
En todos lados
Empleo /Ocio :
Vicios
Humor :
Roto

Yoru

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Morgan Blair el Miér Mar 16, 2016 4:52 pm

- ¡Allá vamos! - pronunció la morena antes de emprender su camino a aquel sitio del que tanto había oído hablar. Muchas anécdotas habían llegado a sus oídos llamando su atención debido a su gran misterio causándole cierta intriga, llevándola a explorar a aquel desconocido lugar. Morgan era una chica que, la mayor parte del tiempo, buscaba divertirse ya fuese con sus propias presas, cuyo número había disminuido debido a las reglas que tenía que acatar, como con los "buenos" del asunto, los malditos cazadores. A lo largo de su vida había enfrentado a varios de éstos siendo la vencedora de la conflagración el noventa y nueve por ciento de las veces, algunas veces temiendo por su insignificante vida. Nunca había experimentado aquel contacto de una manera tan horrible como los mismos mortales, tan solo ten\'eda miedo de dejar a su familia. La hija de los Blair no podía desaparecer del mapa, habiendo dejado huella en la dinastía de su familia, el gran apoyo del importante señor Blair no podía morir pues la necesitaban viva fuese como fuese.

"Estoy cerca", pensóconforme aceleraba su ritmo, el ingente desgaste de los alrededores lo confirmaba, ¿quién se acercaría a ese maligno lugar? Frenó su carrera en seco levantando cierta polvadera, se bajó la caperuza y se adentró en las profundidades de aquel abandonado pueblo. La noche ya había caído y sus sentidos se agudizaron pues debía de estar alerta a lo que pudiese ocurrir a su alrededor. Nadie sabía lo que se podía encontrar por aquellos lares, aunque ella se hacia una idea: inofensivos caminantes que anduviesen perdidos, cazadores y posibles niveles E. Sin dificultad alguna trepó hasta el tejado de una de las primeras casas más bajas que formaban aquella extensa callejuela para acceder a las próximas. De un salto colocó ambos pies sobre una sucia y antigua chimenea dirigiendo su mirada a la esfera que adornaba el estrellado cielo de aquella noche. Morgan desarrollaba su vida tanto de día como de noche, ya se había acostumbrado a ello aunque tenía que decir que en la profunda oscuridad todo se veía mucho más... ¿bello? Era algo que no podía explicar con palabras coherentes, simplemente todo le parecía más atractivo y misterioso, aún más cuando la luna era la única luz que permitía seguir el camino sin el problema de saber por donde pisas, todo con claridad.

Como acto reflejo agarró fuertemente su arma posicionándola tras ella - Será mejor que huyas sino quieres que te corte la cabeza. - vociferó al causante que había provocado un, casi insonoro, sonido tras ella. Muchas veces su fino oído la había traicionado aumentando su ritmo cardíaco por un miserable animal que decidía acercarse a ella pero estaba sgura de que esta no iba a ser una de esas veces. Escuchó unas risas a su espalda y finalmente se dignó a girar su cabeza para mirar a aquel individuo viendo en su rostro una mueca de diversión. Si algo odiaba Morgan era que sus contrincantes tuvieran el valor para enfrentarse a ella con una sonrisa como la de aquel hombre. - Hagámoslo rápido, no quiero desperdiciar mi tiempo contigo, mi tiempo es sagrado. - pronunció dando un salto bajando de la chimenea - Venga, atácame, haré que esa sonrisa desaparezca de tu rostro. - Esperó a que aquella fisonomía realizara cualquier movimiento sobre su persona. Deslizó su cuerpo hacia la derecha con suma rapidez y se colocó detrás de él propiciándole un golpe en la nuca con el mango de su arma provocando su caída. - Y... ¿De cuántos has podido disfrutar? - puso su pie sobre la espalda del contrario presionándolo contra el tejado - Me gustaría saber qué probabilidad tiene alguien tan débil como tú. - se separó sonriendo esperando a que la persona, si es que podía llamarse así, enfrente de ella actuara. - Vamos, ataca. - paró en seco quedándose inmóvil obteniendo un rasguño en su mejilla izquierda. Una de sus mil y una tácticas: dejar que el contrario actúe. - ¡Cómo me gusta que me hagan enfadar de esta manera! - rió. Dejaba el tiempo necesario al contrario para que pudiese avivar la llama que la chica poseía, despertando su furia interior.


Última edición por Morgan Blair el Jue Mar 24, 2016 4:38 pm, editado 1 vez
avatar

Cantidad de envíos :
38
Edad :
19
Localización :
Anteriormente Londres, ahora...
Empleo /Ocio :
Trabajo de payaso a jornada completa, no te jode...
Humor :
Tócame demasiado lo que vienen siendo los ... y te las verás conmigo.

Morgan Blair

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Magnus Saltzpyre el Mar Mar 22, 2016 8:04 pm

Apretando los labios y entrecerrando los ojos decidí seguir el camino que la vampiresa había tomado, dejando una distancia de seguridad enorme pero sin perder su esencia. No sabía por qué decidí seguirla, ¿curiosidad, instinto? Sea como fuere ya era demasiado tarde para arrepentirse. Su rastro comenzaba a mezclarse con muchos olores de vampiros a medida que nos acercabamos a un pueblo abandonado -Bej, apesta a chupasangre- Saqué mi espada, The Equalizer, y me mantuve alerta. Entonces oí ruido de combate, en dirección a donde había ido Morgan. Dando un rodeo, llegué a la escena. Un vampiro menosr y enloquecido trataba de incarle el diente a la chica y ella... jugaba con él. Parecía que no quería matarlo sin más, ella quería acción, dejaba que el loco actuara y ella solo empujaba y esquivaba. Murmuré -¿Es que tu padre no te enseñó que con la comida no se juega?- Con un suspiro envainé a The Equalizer y desenfundé a gaatlok, apunté y apreté el gatillo. La explosión resonó por todo el pueblo y el pecho del vampiro enloquecido se convirtió en un boquete. Rápidamente guardé la pistola y saqué la espada -Deja de mirarme con ansias asesinas y preparate- Sonreí tras mi máscara y extendí la espada. Entonces comenzaron a oirse gritos enloquecidos por todas partes -Te he preparado una fiesta-
avatar

Cantidad de envíos :
18
Edad :
22

Magnus Saltzpyre

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Morgan Blair el Jue Mar 24, 2016 5:43 pm

- ¿Qué pasa? ¿Tienes miedo de que te golpee una niña? - preguntó sin escrúpulos. Aquella bestia tan solo sabía rugir ante su persona causándole, no otra cosa que, risa. - No es nada elegante dejar que la chica haga todo en una relación, ¿no crees? Al menos pon algo de tu parte, no me gustaría destrozarte de una manera tan... ¿Simple? - rió pero una voz detuvo su momento de diversión, un sonido ensordecedor y luego un orificio en el pecho de su tan amigable acompañante. El individuo ante ella, lentamente, se convirtió en polvo siendo manejado al gusto del viento de aquella noche llevando su esencia lejos de la morena. Bajó del tejado para dirigirse al sujeto cuya voz resonó segundos antes. - ¿Tiene el pobre cazador miedo de ser la presa de cualquiera criatura que se encuentre por el camino, y por eso me ha seguido? - bufó cuando reconoció la silueta que se encontraba a pocos metros de ella. Si algo la caracterizaba era el brillo que sus ojos denotaban permitiendo ver su estado de ánimo e incluso sus más profundos sentimientos. Comenzó a andar, rodeando al cazador, mientras lo observaba con una mirada ingenua. - ¿Quién te ha dado el permiso para interrumpir en mis tareas? - pronunció de una manera un tanto desagradable. - No esperes a que te dé las gracias... Es más, no te las mereces. - sonrió malévolamente - No necesito la ayuda de alguien tan sumamente exámine como tú.

Unos gritos detuvieron el paso de la morena volviendo a activar su sistema de alerta. Dirigió su mirada al frente divisando varias sombras que se acercaban a ellos, algunas con total parsimonia y otros con una increíble velocidad. - Quédate detrás mía si no quieres darte por muerto. - aumentó el agarre sobre su arma y comenzó a correr hacia las bestias. Desenrolló el listón negro atado a su brazo derecho lanzando a Gambol Shroud hacia delante y balanceándola hacia la derecha dañando a un par. Tiró de la cinta para traer de vuelta su arma para desenfundarla y darle el lujo a sus contrincantes de probar la tan afilada katana. Paró en seco y descendió su mentón, cerró los ojos concentrando toda su energía y reanudó su travesía por aquellas estrechas callejuelas. - Tu vida es mi vida, tu muerte es mi vida. - pronunció cerca del rostro de la alimaña a la que había traspasado el corazón con el afilado acero. "El peor de los arrepentimientos es el de aquello que nunca hiciste.", recordó el dicho de su padre, reproduciendo su voz en su cabeza. - Nunca me arrepentiré de nada, padre. - musitó. Se deslizó a la derecha dejando en su anterior posición su reflejo para dejar que fuese atacada mientras que ella seguía destruyendo a aquellos especímenes de mil y una maneras.
avatar

Cantidad de envíos :
38
Edad :
19
Localización :
Anteriormente Londres, ahora...
Empleo /Ocio :
Trabajo de payaso a jornada completa, no te jode...
Humor :
Tócame demasiado lo que vienen siendo los ... y te las verás conmigo.

Morgan Blair

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Magnus Saltzpyre el Dom Mar 27, 2016 5:23 pm

Suspiré medio bufando ante la condescendencia de la chica, hice unas florituras con la espada y caminé siguiendo el rastro de ella. En cuanto a los vampiros... casi daba risa. Estaban cegados por la sed de sangre, eran más animales que seres inteligentes, se lanzaban sin estrategia hacia mi y lo único que tenía que hacer era esquivar y golpear, la fuerza cinética de los enloquecidos hacía que mi golpe fuera mínimo. Un movimiento y sus cabezas volaban con su propio impulso mientras yo giraba mi cuerpo a la vez que avanzaba, era un remolino cortante. Aunque había alguno que lograba esquivar el primer golpe, nunca esquivaban el segundo ni el tercero. Cuando llegué a ver de nuevo a Morgan, primero me impactó lo que vi, luego me embaucó y por último me hizo cuestionar todo lo que sabía de ella. Esos movimientos elegantes, los cortes perfectos, la precisión milimetrica, todo multiplicado por sus clones en un baile sincronizado y mortal. Me hizo sentir como un bárbaro con un garrote.

Cuando volví en mi, vi que varios clase E me habían rodeado, pero no estaban agrupandose para atacarme sin orden ni estrategia, estaban planeando cómo matarme. Antes de su reacción gardé a The equalizer y saqué a Gaatlock, con una sonrisa tras la máscara murmuré -Bailemos- Entonces comencé a girar sobre mi mismo, y con cada giro un disparo, con cada disparo un pecho reventado. Era mi técnica favorita, es, literalmente, un baile. Y mientras bailo, disparo. Con cada disparo giro la pistola usando el retroceso y la cambio de mano, y cuando gasto el cargador hago un salto y una pirueta para desconcentrar al adversario, al caer ya tengo otro cargador llenito y preparado para disparar. Y el baile continúa hasta que estan todos muertos... o me quedo sin balas. Muy a  mi pesar, los vampiros comenzaron a retirarse, fue cuando me atreví a acercarme a Morgan -Buenos movimientos- Guardé mi arma y me crucé de brazos -Ahora necesito tu ayuda, desde hace rato he captado la esencia de otro vampiro distinco a los de por aqui... uno de tu clase... creo. El caso es que no es normal que los clase E se junten en una horda como esa,y no pienso enfrentarme a un pastor de enloquecidos sin refuerzos- Adelanté un paso y extendí la mano -¿Qué me dices? Tú te diviertes de verdad y yo hago mi trabajo. Si quieres dejo que te lo cargues tú-
avatar

Cantidad de envíos :
18
Edad :
22

Magnus Saltzpyre

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Morgan Blair el Lun Mar 28, 2016 3:52 pm

Cinco, seis, siete... ”, contaba la morena mentalmente a medida que acababa con aquellos niveles E. Sujetó con firmeza su katana, dio un salto hacia su próximo oponente traspasando su pecho con ésta moviéndola con un giro de 180 grados para luego ver como aquella sustancia se convertía en un fino polvo que caía sobre las deterioradas losas segundos después. Había recibido un par de arañazos en sus extremidades, heridas de las que no se tenía que preocupar excesivamente pues serían curadas por su propio organismo más tarde. Había hecho de todas esas bestias una auténtica masacre, aunque muchas de ellas seguían acercándose a ambos individuos siendo atacados provocando su desaparición. Fijó su mirada sobre el cazador mirando con detenimiento sus movimientos, no tenía por qué envidiar su capacidad de lucha pues ella podía, perfectamente, vencerlo en una batalla aunque debía afirmar que sería un enemigo bastante difícil. Su estilo de lucha también se basaba en el retroceso del arma, aunque ella también disponía de otras habilidades pues su arma se componía, también, por la funda de la katana la cual disponía de un fino grosor, no tan cortantes como la misma espada pero sí lo bastante como para cortar las extremidades de sus enemigos o, al menos, dejarlos suficientemente incapacitados de usarlas.

Las bestias comenzaron a dispersarse aunque Morgan lanzó varias veces su Gambol Shroud como lo hizo anteriormente, moviéndola de una manera rápida acabando con un par más. Se giró cuando una voz que reconocía sonó cerca de sus delicados oídos, se deslizó rápidamente y posicionó la katana cerca del cuello del cazador. - ¿Por qué debería ayudarte? - pronunció mirándolo fijamente a los ojos -¿Por qué alguien como tú necesita ayuda de alguien como yo? Somos totalmente diferentes, ¿no crees? Además, no podría asesinar a alguien de mi especie al menos que esté en proceso de convertirse en un loco ocasionando así la pérdida de su parte humana. - retiró su arma guardándola –Es normal que estos niveles se agrupen en pequeños grupos aunque prefieren atacar en solitario a humanos, les resulta más fácil y obtienen mayor beneficio. La verdad es que es algo raro que se agrupen de esa manera, y si hay alguien que los maneja debe tener ayuda de alguien o ser lo suficientemente poderoso. - comenzó a andar hacia el espeso y oscuro bosque – Ese memo te lo dejo a ti, yo me encargo de sus súbditos. - pronunció antes de salir corriendo al lugar que desprendía cierto olor repugnante.

¿Por qué alguien se haría obedecer? Es prácticamente imposible que alguien tan sumamente débil pueda controlar esos especímenes. ”, pensaba mientras recorría la arboleda. No podía tratarse de un pura sangre, sería totalmente inadecuado para alguien de tan alta y prestigiosa clase. Estaba segura de que pertenecería a una clase menor, ¿qué es lo que busca? ¿Por qué actuaría cerca de la población? ¿Acaso tenía planeado atacar a los mortales? Un grito desgarrador quebró el silencio de la noche provocando que Morgan acelerase su paso hasta parar en seco en una zona en la que la luna podía verse perfectamente pues había que destacar la ausencia de árboles en aquel círculo rodeado de espesa pastizal. Se encontraba en medio de éste y de un momento a otro dos individuos hicieron una excelente aparición obligando a la muchacha a hacer uso nuevamente, de sus armas. Las alimañas gruñeron al ser atacadas por la fémina brindándole la victoria. Giraba sobre sus pies mirando con atención su alrededor pero fue sorprendida por una sombra que pasó cerca suya provocando su caída tras un duro golpe. Se arrodilló dispuesta a levantarse pero, de nuevo, fue atacada por aquel desconocido sujeto. Entre la oscuridad consiguió distinguir a su antiguo compañero de lucha y el número de niveles E aumentó con respecto a la antigua manifestación.

Entre ambos consiguieron acabar con los nuevos atacantes, miró al chico y tomó aire – Sé que no es propio de mí decir esto pero, ten cui... -fue golpeada provocando su caída y con su mirada fija en el suelo notó como su cuello estaba siendo estrangulado obstaculizando la entrada de aire, dificultando su normal respiración. Su cuerpo comenzó a elevarse del suelo debido a la fuerza ejercida de la persona que atacaba contra ella. - Volvemos a encontrarnos, pequeña Morgan. - reconoció esa grave voz y su rostro palideció. “No, no, no puede ser... ”, pensó. - ¿Qué haces aquí, Adam? - musitó como pudo siendo presa del pánico, intentaba apartar aquellas sucias manos de su delicado cuello con las suyas. -Adam... Por... Por favor... - dejó caer a la chica pero la agarró fuertemente de su brazo izquierdo - ¿Sabes qué? Te echaba de menos. - se agachó para acariciar su larga melena - ¿Qué haces aquí? Será mejor que te vayas si no quieres meterte en problemas... - pronunció con un tono arisco intentando esconder el miedo que comenzaba a despertar en su interior, aquel miedo que había estado encerrado bajo llave desde hace muchísimos años. - ¿Aún sigues pensando eso? ¡Qué incrédula eres! He venido a por ti, necesito la venganza. Tu tío Zack no bastó para hacerme olvidar la muerte de mi padre. Tu padre tiene toda la culpa de esto pero prefiero disfrutar contigo... - le susurró al oído para luego hincar sus colmillos en el frágil cuello de Morgan, succionando su apetitosa sangre provocando que varios jadeos escapasen de la chica – Tan exquisita como siempre. Te he echado muchísimo de menos... - golpeó su mejilla fuertemente y decidió acercarse al cazador. - Este asunto es entre tú y yo, deja a los demás en paz. - vio como levantaba una de sus manos para rematar contra éste. Su mirada se fijó en dos de sus siervos, alzó la mano y a medida que concentraba su energía sus ojos pasaron de su característico color ámbar al rojo carmesí. Tomo airé, miró fijamente sus objetivos elevándolos en el aire y desplazándolos hacia el chico de su misma especie ocasionando un fuerte choque y su caída. Dejó caer su mano exhausta y susurró – Huye.


Última edición por Morgan Blair el Jue Abr 14, 2016 9:32 pm, editado 1 vez
avatar

Cantidad de envíos :
38
Edad :
19
Localización :
Anteriormente Londres, ahora...
Empleo /Ocio :
Trabajo de payaso a jornada completa, no te jode...
Humor :
Tócame demasiado lo que vienen siendo los ... y te las verás conmigo.

Morgan Blair

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Magnus Saltzpyre el Jue Abr 14, 2016 8:48 pm

Cuando por fin llegué al claro me quedé extrañado al ver solo un simple grupo de vampiros que parecían medio drogados en la linde del lugar. Seguí a la chica hasta el centro mientras enfundaba mis armas y ella despachaba a dos E's mas, entonces algo increiblemente fuerte me empujó haciendome rodar. Volví a sacar a Gaatlock y maté a un grupo de enloquecidos; entonces oí a Morgan decir algo, me giré y vi a un hombre un dedo más alto que yo mordiendo a Morgan, instintivamente apunté con Gaatlock, pero observando al sujeto, olfateando su esencia y viendo que había podido en un combate contra Morgan pensé que dispararle solo serviría para hacer mucho ruido. enfundé el arma de fuego y desenvainé mi espada. Respiré muy profundamente, cerré los ojos, controlé mis pulsaciones y al abrir los ojos me centré en el sujeto. Solo oía los latidos de mi corazón, mi sangre recorría mi cuerpo con gran presteza y la adrenalina me hacía ver cada movimiento de mi objetivo. Estaba preparado para este enfrentamiento.

Cuando el vampiro llamado Adam se zafó de los dos E que Morgan le tiró encima, avanzó rápido hacia mi. Para cualquier otro ojo humano ni lo habría visto venir... pero mis capacidades me permitían verle, sentirle y casi predecir sus movimientos. Sin expresión alguna en el rostro, esquivé el golpe y lancé un brutal corte apuntando a su torso, fallé por milímetros, en vez de llevarme la mitad de su cuerpo, tan solo le estropeé el traje. El macho dijo algo, pero mi cuerpo estaba en una estancia de combate total. No oía nada más que el repetitivo bombeo de mi corazón, aún así adiviné que fué un insulto... no parecía muy contento del nuevo corte degarrado de su traje de época. Cambié el arma de mano, el peso lo trasladé al pié izquierdo y esquivé otros dos golpes, pasé mi cuerpo a medio palmo del suelo he hice una pirueta para el segundo golpe, luego arremetí sin piedad de arriba a abajo, sin cesar el ataque, giré la hoja y cambiando el arma de mano di una vuelta golpeando una segunda vez, pasé mi arma por mi espalda girandola e inclinandome para volver a golpear en un corte ascendente y luego otro descendente. Con ese aluvión de golpes conseguí romperle más ropa, llevarme medio dedo y hacerle retroceder. El semblante de mi adversario era la viva imagen de la furia. Me atacó furioso, pero sin dejar su defesa abiera, solo pude bloquear, esquivar y recibir un par de golpes contundentes.

Nuestro duelo duró lo que parecieron horas, en un momento llegué a alcanzarle en el hombro haciendole más dificil el ataque, aún así, él consiguió romperme una costilla y dislocarme un hombro, cosa que sabía, pero no sentía. Al final pude gopearde y darle de lleno. Con un ataque de guadaña (un corte en giro) conseguí hundirle el filo de The equalizer en un costado y tirar. Por poco lo mato, pero me propinó una patada en la boca (literal) y me lanzó volando varios metros. Al levantarme adopté posición de defensa, pero solo ví cómo sus labios decían ''Volveremos a encontrarnos'' luego saltó hacia atrás y desapareció entre los árboles. Fuí a seguirle, pero me acordé de Morgan que seguía en el suelo. Se movía poco y jadeaba. Mientras mis sentidos volvían a la normalidad envainé mi espada y saqué una bolsa de sangre (para casos de emergencia) y corrí hacia ella. Me arrodillé a su lado y le puse la bolsa delante. Escupí un esputo de sangre y me crujió la mandibula, entonces comencé a sentir los estragos del duelo. Me senté en el suelo y miré al cielo nocturno y a esa luna enorme y brillante. Luego miré a mi alrededor y vi que los enloquecidos habían desaparecido con el sujeto llamado Adam. Me tumbé dolorido y le di un toque a Morgan -Vaya... cuando accedí a ser tu amigo no sabía que tu novio era tan... encantador. Hasta te deja chupetones en el cuello y todo- Reí y me quejé por la costilla rota -Pero si tengo que buscarle una pega, diría que es un pelín sobreprotector... y pega como una nena- Reí, volví a quejarme y suspiré.
avatar

Cantidad de envíos :
18
Edad :
22

Magnus Saltzpyre

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Morgan Blair el Lun Abr 18, 2016 8:26 pm

Si algo fallaba en su inconcebible técnica era la tremenda debilidad a la hora de concentrar toda la energía para trasladar cosas de tal envergadura con su propia mente. Había usado esa habilidad para recoger las armas de su enemigo y entregárselas a sus propios aliados, algo muy extremadamente simple para ella pero su anterior acción la debilitaba, aún más últimamente si no consumía la necesaria sangre. Exhausta, consiguió girar su cuerpo quedando recostada sobre el frío suelo y llevó una de sus manos a su bolsillo para extraer la pequeña cajetilla en la que guardaba el suplemento del exquisito plasma. Tomó una pastilla pero le fue insuficiente. - Joder... - maldijo en voz baja, ni una ni mil de esas le harían un mísero efecto. Giró la cabeza para observar a los dos individuos luchar cuerpo a cuerpo fijándose en el daño que ambos recibían. El vampiro tenía la capacidad de recuperarse en poco tiempo y curar sus heridas en apenas unos minutos, era mucho más poderoso que ella pero eso no le impediría alcanzar la victoria. Miró al humano temiendo por él al ver el daño físico que había sufrido, sabia que si era derrotado sumaría su muerte al historial de vidas que podía haber salvado, una interminable lista que se acentuó en los numerosos conflictos en los que había participado. Por nada del mundo dejaría que tomase su último aliento, si ella estaba presente nadie inocente moriría frente a ella, se encargaría de hacer todo lo posible pues no permitía que la maldad ganase al bando de la bondad.

Con las palmas de sus manos apoyadas y una rodilla consiguió impulsarse hasta su propia katana agarrándola firmemente y haciendo el ademán de levantarse pero que, debido a su inexistente fuerza, cayó al suelo golpeando fuertemente su sien. “¿Por qué yo? ¿Qué más necesita de mí?”, pensó mientras un molesto pitido se manifestaba en su cabeza. ¿Cuántas veces había tenido que enfrentarse a él? ¿Cuántas veces había sido su peón? Vamos a remontarnos hasta varias décadas atrás cuando su familia se encontraba enemistada con la suya, un conflicto entre ambos linajes que acabo con la muerte del líder de la facción contraria a manos del señor Blair. Más tarde, Adam se encargó de aniquilar a uno de los mayores apoyos de su padre y se alió con la, entonces, inexperta Morgan cobrando la vida de vampiros de clases inferiores en busca de poder. La morena descubrió su objetivo y fue aislada por su familia enviándola a liderar numerosas tropas, hasta el día de hoy. - Volveremos a encontrarnos... - escuchó sacándola de su ensimismamiento dándole a entender su horrible aspecto debido al daño recibido. Descansó su espalda sobre el suelo y comenzó a controlar su agitada respiración ocurrida por los flashbacks que había hecho. Aún estaba demasiado débil pero el cazador le tenía una sorpresa. - Muchas gracias... - musitó tras haber succionado hasta la última gota de sangre de la pequeña bolsita. Tomó aire y aún seria por la situación pronunció – No has accedido a ser mi amigo. Es más, nadie te ha pedido que lo seas. No quiero tener nada que ver contigo. - bufó – Y él no es mi novio, ni si quiera se acerca al estatus de “persona con la que pasar un rato sumamente amigable”. Parece que tu sentido del humor se ha perdido junto a tu dignidad al considerarte amigo mío.
avatar

Cantidad de envíos :
38
Edad :
19
Localización :
Anteriormente Londres, ahora...
Empleo /Ocio :
Trabajo de payaso a jornada completa, no te jode...
Humor :
Tócame demasiado lo que vienen siendo los ... y te las verás conmigo.

Morgan Blair

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Magnus Saltzpyre el Lun Mayo 09, 2016 7:02 pm

Miré a la mujer con una ceja levantada -Accedí a ser tu amigo en el momento en el que te salvé el culo de tu novio, y mi sentido del humor está perfectamente... y sinceramente creí que serías un pelín más amable con el tipo que acaba de salvarte- Me agarré el hombro y lo volví a colocar en su sitio profiriendo un profundo gruñido de dolor, suspiré y me quejé al moverlo -Sobre todo despues de que me dijeras que huyese, por un momento creí que iba a caerte bien- Conseguí levantarme y me sujeté el costado, dolorido. Entonces me giré serio y miré a Morgan -Y lo de que no quieres nada que ver conmigo se fue a la mierda en el mismo momento en el que entré en este claro y nos encontramos a ese tipo. Tú le conoces  y él es un peligro, no porque sea un chupasangre si no porque de alguna manera los controla, y no parece muy amigable con los humanos así que sí es asunto mío. Puede que no está en la sociedad de cazadores pero sigo siendo un cazador y mi deber y juramento en proteger a los humanos, tu novio no es un peligro potencial si no uno real e iré a por él, con tu ayuda o sin ella. Y da igual que me sueltes lo típico de ''si vas a por él te matará'', ahora sé cómo lucha y puedo prepararme- Sus piré profundamente poniendo una mueca de dolor por las costillas rotas -Ahora, apreciaría enormemente si dejases a un lado tu condescendencia, tu altanería y ese estúpido sentimiento de superioridad y me acompañaras de vuelta a la academia, una vez allí puedes decidir si quieres darme la espalda y dejarme que investigue a tu novio por mi cuenta, o aceptar mi invitación a venir a mi casa, tomar té con pastas y decirme quién era ese tipo y cuál es tu historia con él... o al menos por qué quiere matarte a ti y a todo tu árbol genealógico-
avatar

Cantidad de envíos :
18
Edad :
22

Magnus Saltzpyre

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Morgan Blair el Lun Mayo 09, 2016 8:02 pm

Con dificultad consiguió despegar su espalda del molesto y húmedo suelo sentándose, dirigiendo una mirada de no muy amigos al cazador y apartándola hacia otro lugar. - No me salvaste el culo, yo podría haberle ganado, conozco sus puntos débiles... - pronunció convencida, “O eso pensaba yo...”, se dijo para ella misma. - No quiero ser responsable de ninguna muerte más, no quiero ser la responsable de una muerte que yo misma podría haber salvado. - agarró sus armas guardándolas en su respectiva vaina, tomó aire y se levantó con mucho cuidado tambaleando por el, aún presente, agotamiento tanto físico como mental. - No quiero  tener nada que ver contigo, me da igual que repitas mil y una veces que tenemos un tipo de relación de aliados al haber luchado contra él. Deja de pensar eso, no quiero forzarte a que dejes de hacerlo. - bufó – A ver si te queda claro que él no es mi novio y no tengo ningún interés en que lo sea. Es más, no quiero que seas tú quien le arranque el corazón de cuajo, quien haga de su cuerpo cenizas, quiero ser yo la que acabe con él pues tengo un deber y una necesidad que saciar.

Comenzó a andar para adentrarse en la arboleda, tomar el mismo camino por el que había venido y volver a la academia. - Nunca dejaré de lado aquellas cosas que hacen de mí lo que soy, quien realmente soy, me ha llevado mucho tiempo dejar de lado mis emociones para convertirme en la que tienes frente a ti. Es imposible que por alguien como tú olvide las promesas que me hice a mí misma, no voy a cambiar por nadie y menos por ti. - se colocó su característica capa y le miró directamente a los ojos – Te doy una oportunidad para que me convenzas de que luchar a tu lado es la mejor opción de todas pues no tengo la posibilidad de barajar numerosas oportunidades, pero las que tengo las aprovecho al máximo.

Siguió los pasos del cazador dejando que su cuerpo dolorido fuese delante suya guiándole el camino a su hogar, no pronunció ni una sola palabra, en su cabeza se encontraba la misma pregunta que cuando finalizó el conflicto, ¿Qué es lo que ha fallado? Sabía que había forzado y expuesto demasiado su poder causándole un agotamiento extremo. Por suerte el hogar del chico no se encontraba muy lejos de la ciudad, tenía una turbación que le indicaba que su cuerpo no resistiría más. Un arco imperial de estilo japonés adornaba la entrada de su hogar y minutos después notó como en su delicado rostro cayó un pétalo de una flor de cerezo. Nunca había tenido la oportunidad de viajar al país oriental pero ver una decoración tan pintoresca típica del lugar era algo que le daba la esperanza de que visitaría Japón antes de que su cuerpo fuera reducido a cenizas. Los criados del cazador nos guiaron a un pequeño jardín lleno de flora con un estanque de carpas koi y un banco de piedra en el que la chica dejó caer su cuerpo sentándose en éste y tomando aire para recuperar el esfuerzo. Miró al chico y pronunció – Pregúntame lo que quieras saber, no dispongo de todo el tiempo del mundo.[/color][/i]
avatar

Cantidad de envíos :
38
Edad :
19
Localización :
Anteriormente Londres, ahora...
Empleo /Ocio :
Trabajo de payaso a jornada completa, no te jode...
Humor :
Tócame demasiado lo que vienen siendo los ... y te las verás conmigo.

Morgan Blair

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejuelas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.