Bienvenidos a Vampire Knight: Academia Cross. Esperamos realmente que los usuarios y también los personajes, disfruten la estadía en el foro y sobre todo, participen en esta comunidad. ¡Diviértanse por encima de todo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Edificios abandonados
Dom Abr 22, 2018 8:41 pm por Ryu Olivier

» Confieso que...
Lun Abr 09, 2018 8:31 pm por Ziel A. Carphatia

» Calles
Dom Mayo 21, 2017 6:11 pm por Lisbeth C.

» Que harias con el de arriba si se quedaran en cerrados en un habitación.
Miér Feb 22, 2017 12:02 am por Integra F. W. Hellsing

» El que llegue a 100 gana
Sáb Ene 21, 2017 8:21 pm por Nathan Von Kleist

» ¿Roleas?
Mar Ene 03, 2017 11:52 pm por Celest Blaze

» ¿Qué estás escuchando?
Lun Dic 19, 2016 12:56 am por Rangiku Matsumoto

» Habitacion de Kasha
Jue Dic 01, 2016 7:46 pm por Kasha Oskan

» Registro de apellido.
Dom Oct 23, 2016 2:59 pm por Aoba Segaraki



Foros Hermanos
Afiliados de élite
Créditos
Sword Art Online (SAO)
Este foro ha sido diseñado por Ziel Carphatia y en colaboración de Yuuki Cross. Agradecer su trabajo, sin embargo, a los creadores de las texturas en Deviant Art que favorecieron el wall del que disfruta el foro, así como la action empleada en todos los gráficos. También, una pequeña mención a las grandes instrucciones de foroactivo y Savage Themes que, con sus tutoriales y enseñanzas, han hecho posible este fruto para todos los usuarios.

Gracias a todos.


Edificios abandonados

Página 16 de 16. Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Edificios abandonados

Mensaje por Kaien Cross el Sáb Sep 10, 2011 5:43 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Por todo el pueblo, podeís encontrar una gran multitud de edificios abandonados, la mayoria de ellos, están en ruinas.


avatar

Cantidad de envíos :
450
Localización :
En mi despacho
Empleo /Ocio :
Director de la academia Cross
Humor :
Maravilloso~

Kaien Cross
http://academiacross-vk.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo


Re: Edificios abandonados

Mensaje por Fujitaka Akane el Lun Sep 28, 2015 3:24 am

Te vales sola. Así de fácil, no hay nada más qué decir. Eres tú y tú, nada más. No necesitas de ayuda, ni de consejo ni del grupo de vejetes que te mandan a hacer sus mandados como si fueras perrito faldero suyo. Allá ellos con sus problemas que tú tienes los tuyos y te vale lo que les pase a ellos. Pero por alguna razón, debes obedecerles ¿no es más fácil pegarles un tiro y ya? Lo has pensado muchísimas veces, más, piensas también en las consecuencias. Vivir de fugitiva por causa de esos sujetos iba a ser mucho pero mucho más problemático que simplemente, andar cazando zánganos por la vida.

Bufas molesta. Sacas un puro de tu chaqueta, le cortas la punta con tus dientes y escupes el sobrante al suelo ¡eres toda una dama! ¿En serio es que fuiste a nacer de mujer? Que no lo pareces. Miras frunciendo el ceño hacia los lados mientras tomas el encendedor y me mandas a callar. Ah, pero querida, nunca me vas a dejar de escuchar. A menos que muera, entonces, ya dejaremos de hablar. Quizás, con la vida que llevas te queda ¿Qué? ¿Cuatro, cinco? Con suerte, seis años. Vives al límite y te un importa un soberano pimiento el mundo ¡hermosa vida la tuya! De nuevo, me callas ¿Qué crees que me voy a callar porque tú lo estés diciendo? Pareciera que no me conoces.

Más, me ignoras y sigues con las manos en los bolsillos de tus pantalones. Suerte que llevas aquellos borcegos militares de caña alta así más fácil caminar entre los escombros y hasta, más fácil de parecer hombre. Si no fuera por la forma de tu cuerpo, podrían decir que eres uno de ellos, aunque lo pareces: una marimacho con todas las letras. Salvo por tus pechos. Te molesté de nuevo y ahora me dejas de prestar atención de nuevo.

Te detienes ante lo que antes fue la entrada de un edificio y te quedas mirándolo unos momentos, hay alguien allí. Exhalas el humo sosteniendo el puro entre tus dedos con una mirada sagaz y soberbia.

—¿Piensas quedarte allí todo el día o es que necesitas invitación para entrar?— hablas al fin, más, comienzas a caminar hasta aquella persona y lo haces a un lado a base de empujones prácticamente. La delicadeza no es uno de tus fuertes —inutil— bufas antes de empezar a subirte a algunas piedras y restos para ingresar al interior del edificio.
avatar

Cantidad de envíos :
5

Fujitaka Akane

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Kai Olivier el Mar Mar 15, 2016 9:36 pm

Despues de varios meses desaparecido, habia conseguido obtener una mision de cazador cerca del pueblo, era agotador, ni siquiera podia ir a casa a ver a Kasha, ademas, ella tambien andaba trabajando.
En fin, mi mision esta vez, me llevaba a buscar a un pequeño grupo de niveles E que se habia estado divirtiendo con los que se aventuraban a salirse de los caminos que habia alrededor del pueblo. Fue dificil encontrar su rastro, puesto que no era muy bueno en ello ya que suponia demasiado esfuerzo.
Al estar en una zona de edificios en ruinas, era facil esconderse y evitar ser visto por ellos, me habia situado en el edificio que habia en frente del que estaban ellos. Mi edificio era mas alto, o mas bien, estaba menos ruinoso que el otro en el que se encontraban, asi que era un lugar perfecto para mi, puesto que era experto en armas de larga distancia. Saque de la funda mi arco adaptado para largas distancias, era algo mas grande y su forma era algo diferente para dejarme apuntar con mayor precision. Y eso hice, saque una flecha y apunte a la cabeza de uno de ellos; y cuando estaba seguro de dar en el blanco, solte mis dedos dejando salir disparada la flecha que habia preparado antes. Nada mas soltar la flecha, cogi otra y volvi a apuntar con rapiz antes de que se escaparan y tuviera que darles caza uno por uno.
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Ryu Olivier el Miér Mar 16, 2016 7:57 pm

No había nada que lo fastidiara más que el ego de Yagari Touga, quien al parecer, ahora le gustaba ir por ahí mandando recaditos como una esposa celosa. Por lo visto, los fieles de la Asociación iban desagrupándose y rompiendo toda obediencia al nuevo Presidente. ¿Y cómo no? ¿Acaso Ryu tenía que respetar a ese otro tuerto? ¡Por el amor del cielo! Se pasaba los días en su despacho –a saber qué le ocupaba tanto– o se la tiraba todo el día fuera. Seguramente esa adolescente estuviera enredándole en asuntos que no tenían relación con los vampiros o los desertores, era capaz de imaginarlo sin verlo. Si tan sólo quitaran a esa chiquilla del medio, las cosas podrían funcionar mejor y no se verían en necesidad de estas cosas. Porque claro, ¿quién se encargaba del trabajo sucio al final? Los cazadores, por supuesto. Aquellos todavía fieles a esta mierda de Asociación que aún permanecía en pie, eran los primeros responsables de eliminar a esa basura de niveles E. Por esta misma razón, Ryu Olivier andaba con parsimonia y verdadera desgana hacia los edificios abandonados, donde se había encontrado una colonia de escorias que debía limpiar. ¿Y para qué mandar a uno de los cazadores más experimentados a desperdiciar su potencial cazando renacuajos? Una verdadera insolencia de Touga, desde luego.

Sin embargo, había acudido, claramente. Con su cigarrillo entre los labios, como era costumbre en él; sembrando así un pequeño rastro blanquecino por allí donde pasaba. Suspiró profundamente tras apuntar con su arma a uno de los niveles E y disparar hacia su cabeza, reventándolo en pedazos. Ah, esto era tan aburrido, tan simple, tan poco emocionante. Ryu continuaba pensando que el trabajo que le encomendaron debía adjudicarse a los novatos que venían con los aires subidos. Pero a pesar de lo asqueado que se encontraba, al menos pretendía mantener la tapadera de que él aún permanecía en ese putrefacto bando lleno de débiles y hombres cobardes. Todavía no era el momento de conocerse la verdad, o la función terminaría tan sumamente pronto... Aún debía reencontrar a Eslin y Carphatia, aunque fuera para matarlos e impedir que el rastro salpicara a su persona. Y hablando de obras y funciones, otro vampiro de pacotilla quiso abalanzarse sobre él, pero una flecha logró bloquearle y convertirle en cenizas antes de que el cazador decidiera volarle la cabeza sin miramientos.
Tomó el cigarrillo de sus labios y sacudió la ceniza, encontrándose con su desaparecido sobrino a manos de un arco de asalto para acelerar el trabajo. Su sonrisa se ensanchó sobre su rostro, mostrando complaciencia. Bien hecho. Muy bien hecho. Podía decirse que, incluso, se sentía orgulloso de él; a diferencia de eso que tenía como semi-hermano.
avatar

Cantidad de envíos :
132

Ryu Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Kai Olivier el Miér Mar 16, 2016 9:10 pm

Y para mi sorpresa, cuando estaba apuntando a otro blanco, este fue asesinado por otro cazador, no podia ser, tio Ryu?, pero que hacia por aqui?
Igualmente, termine el trabajo junto con su ayuda y decidi salir a su encuentro, hacia muchisimo tiempo que no lo veia, demasiado diria yo.
- Tio Ryu, que haces aqui?, no sabia que estabas en este pueblo trabajando- le dije que me acercaba a el con una sonrisa en la cara, contento por volver a verlo despues de tanto tiempo- Me alegro de volver a verte
- Y bueno, gracias por ayudarme con el trabajo, habria tardado mas en acabar sin tu ayuda- le dije mientras que volvia a guardar mi arco en la funda que llevaba a la espalda.
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Ryu Olivier el Lun Mar 28, 2016 9:40 pm

Dejó caer la colilla al suelo y seguidamente, la apagó con la puntera de su zapato. En estos momentos, pensaba en cómo sería aplastar del mismo modo a todos esos estorbos y metenarices de en medio. Su mirada se perdió en el débil humo blanquecino que desprendía por última vez aqeul cigarrillo. Ah, ojalá sus vidas fueran tan sumamente efímeras como aquello. Y empezando por Carphatia, Eslin, Matsumoto, Touga y prosiguiendo la larga lista que tnía en pendientes. Sin embargo, Ryu conocía que aún no podía dar a conocer su identidad, a proclamar la rebeldía que hundía a su ser y menos dar noticia al peliblanco que yacía también en los edificios abandonados, con un arco en las manos; tan cercano a él como familiares que eran. Mostró de nuevo su pérfida sonrisa y se acercó a su sobrino tras la sorpresa de su encuentro.
Dale un abrazo a tu tío, ¿no? Antes venías a mí corriendo para que te enseñara. – Dijo, comenzando a reír y abrazando al otro cazador en un gesto amistoso como los buenos compañeros que además eran. – Vaya, Kai, mírate cuánto has crecido... La última vez que te vi apenas me llegabas por aquí. – Con una mano, mostró su cintura, aproximando la estatura del joven hacía ya unos cuantos años. – ¡Cómo pasan los años maldita sea! Ya estás hecho un hombre hecho y derecho. – Comentó, paseándose por la espalda del cazador para observar el carcaj  orgulloso de que él llevara su sangre. Kai se había vuelto un verdadero hombre de provecho, un cazador honorable que se ganó el respeto de muchos de sus compañeros en la Asociación. Ryu estaba enterado de ello, por supuesto.

De repente, palpó sus bolsillos, casi con desesperación, hasta encontrar en el interior de su chaqueta el paquete de tabaco. Sacó un nuevo cigarrillo y lo prendió rápidamente, aspirando la nicotina con necesidad. Sonrió instantáneamente, continuando con la conversación:
Casualidades de la vida me trajeron a este mismo pueblo. Al final es el lugar que más prefieren los vampiros y los Pura Sangre, al parecer. ¿Y qué es de ti? Hace mucho que no vienes por casa. Tu madre te echará de menos, seguramente. ¿Cómo se supone que acabaste aquí eliminando esa basura de niveles E? – Preguntó, haciéndose un poco el loco y negando la cabeza a lo segundo que dijo. No era nada, tan sólo mató a uno de ellos y se acabó, pues él hoy no quería divertirse matando como solía hacer en algunas ocasiones. Al fin y al cabo, su querido tío Ryu era una maravillosa persona para los ojos de Kai Olivier, ¿no es así? Y es como debería continuar, realmente. – Y dime, ¿tienes alguna noviecita que tenga que conocer? – Continuó interrogando, dándole con el codo al peliblanco para sacar más información, aunque esta ya era de conocimiento para él hacía ya más de un año. Pero todo era por si acaso algún día comenzaba con la demencia senil que algunos mencionaban...
avatar

Cantidad de envíos :
132

Ryu Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Kai Olivier el Mar Mar 29, 2016 8:53 pm

Sonrei y correspodi al abrazo que me daba mi tio, aunque me sonroje un poco cuando dijo aquello.
- Oh, venga, eso fue hace mucho tiempo, no me recuerdes eso, es realmente vergonzoso- recuerdo que siempre que mi tio no podia enseñarme o se iba me daban rabietas y me tiraba al suelo y gritaba hasta que me salia con la mia, era realmente cabezota.- Bueno, hablo con mama de vez en cuando, pero no sabe que ando haciendo estos trabajos, asi que no le digas o se morira de un infarto- le rogue poniendo carita de inocente como hacia cuando era pequeño, aunque con mi cara de adulto, seria la mitad de efectivo
Observe como ansioso buscaba su tabaco- Esa vieja costumbre tuya si que nunca cambiara, sigues fumando tanto como antes, tio, deberias plantearte dejarlo, antes de que te mate el tabaco- le dije un tanto preocupado por el.
Suspire cuando pregunto por mi historia, seguramente se sorprenderia mucho si le dijera que la razon por la que acabe aqui no fue por perseguir ningun vampiro, sino a una cazadora borde, arrogante y con fama de hacer siempre lo que le daba la gana, aunque fuera de las mejores de la asociacion- Mm..., digamos que tuve ciertos trabajos cerca de aqui con cierta cazadora, y bueno, la segui hasta aqui, y aqui me quede- le resumi con rapidez, seguramente me llamaria idiota por quedarme aqui por una simple chica.
- Pero bueno, respondiendo a tu pregunta, conquiste a dicha cazadora, no se si has trabajado con ella alguna vez o si conoces su nombre, pero yo creo que si, es la cazadora de elite llamada Kasha, la que siempre prefiere trabajar sola- le intente explicar esperando que la conociera y al ser posible que le diera el visto bueno al asunto
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Ryu Olivier el Jue Jul 07, 2016 3:30 pm

Olivier volvió a darle otra calada a su cigarrillo, mientras observaba la cara levemente sonrojada de su sobrino. Rodó los ojos, sin creerlo. Tampoco era para tanto, simplemente fue un mero recuerdo y un hecho de que ambos se hacían mayores. ¿Acaso sería Kai ahora tan sensible como ese maldito Innombrable? Por el amor del cielo, Ryu ponía todas sus esperanzas de que su sobrino no compartiera ningún otro gen con ese malnacido. Era indignante que la sangre de los Olivier se mezclara con esa poca cosa.
¡Oh, vamos! Lo que realmente te sería vergonzoso sería decirte que de pequeño andabas en pañales y correteabas por toda la casa con el chupete en la boca gritando que querías venirte conmigo. — Comentó riendo, haciendo memoria una vez más para sacar todos aquellos trapos sucios de la infancia de Kai Olivier. — Qué tengo que decir al respecto, si siempre fui el tío ideal, no como tu padre tan amargado desde que se casó. — Hizo una muestra de hombre galán y comenzó a reír de repente, pues el cazador seguramente podría imaginarse a su hermano, trabajando como cualquier otra persona corriente, en vez de tomar la responsabilidad y el cargo de volverse otro cazador más para la familia.

No te preocupes, no le diré nada a ella. Supongo que ella se lo imagina, porque te viene de familia, pero seguramente es duro para una... — El viejo dejó la frase a medias, haciendo un pequeño lapso de tiempo, sin saber concretamente cómo llamar a la mujer que había dado a luz a su querido sobrino y al mismo tiempo, a ese engendro bastardo. Sin embargo, decidió continuar para que Kai no advertira su repulsión hacia su "hermano", procurándose de disimular y girarse hacia uno de los lados como si hubiera oído algún ruido extraño de algún nivel E que se hubiera escapado; cosa que realmente dudaba, vistas las hazañas de su sobrino. — Perdona, creí haber oído algo. Como decía, supongo que para las mujeres es más difícil asimilar que uno de sus familiares queridos está jugándose la vida para combatir vampiros. De todas formas, le diré que trabajas en un supermercado y que atraes a la clientela por tu atractivo. — Nuevamente, tras una calada, Ryu volvió a reír a carcajadas, imaginándose cómo sería su sobrino siendo una persona normal y adulando señoritas para que visiten su establecimiento. ¿Acaso él tenía la misma madera de conquistador que su preciado tío? El cazador, en ocasiones creía que el peliblanco no sentía demasiada atracción por mantener una relación a largo plazo. En eso hacía bien, mientras no tuviera esas tendencias suicidas y sexuales de Carphatia, que tanto lograban repulsarle.

Miró su cigarrillo durante unos instantes y después se encogió de hombros, sin saber bien qué decir respecto al tabaco.
He intentado dejarlo. Pero una vez entras en esto, creéme que no se sale tan fácil. Y realmente afirmo que para los años que me quedan, prefiero que lo haga el tabaco antes que mi vida se la lleve uno de esos demonios. — Aseguró totalmente convencido de esta afirmación. E iba a añadir algo más al asunto, pero la historia que comenzó a narrar Kai, lo dejó totalmente descentrado de ese tema de conversación. ¿Así que estaba detrás de una jovencita cazadora? No era noticia nueva para él, pues algo consiguió oír por los pasillos de la Asociación. — Vaya, vaya, con que una cazadora te trajo hasta aquí... — Bueno, al menos no lo había traído el peliazul, gracias al cielo. Por otra parte, le enorgullecía que el joven se hubiera decantado por una mujer, en vez de un vampiro egocéntrico como ya se sabía quién. Además de ello, era cazadora, lo que significaba que debía ser una mujer fuerte o al menos pretendería serlo, intentando defender la humanidad de esos seres nocturnos. Sonrió abiertamente y en cuanto terminó el peliblanco, añadiendo ese último nombre: Kasha Oskan. Ryu entrecerró su rostro y quedó algo pensativo, recordando lo que había visto al venir por aquí.
Sí, claro que la conozco. No hemos logrado hablar en persona, pero la he visto en alguna reunión de la Asociación y los rumores sobre ella, le dan cierto renombre entre los nuestros. — Pero, ¿sería la misma Kasha Oskan de la que estaban hablando? Tal vez fuera un fugaz error de su mente semianciana, o puede que realmente era lo que estaba pensando: que había visto a Kasha Oskan en la Iglesia con un vampiro, el cual creyó que estaba forcejeando con ella, pero el cual podría... —según los sonidos que oyó al pasar por los alrededores—, haber provocado una infidelidad a su sobrino.

Esa mujer quizá no te hace bien, Kai... — Murmuró, intentando convencerle de sus palabras, pues si de otra cosa Ryu conocía, era de tratar con las mujeres y los sonidos que provocaban cuando se las tomaba en condiciones.
avatar

Cantidad de envíos :
132

Ryu Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Kai Olivier el Dom Jul 31, 2016 10:04 pm

Me tape los ojos cuando dijo aquello de cuando apenas podia hablar, era algo que él siempre me recordaba y con lo que siempre me provocaba vergüenza.
Pero despues dijo que conocia a Kasha y eso me hizo sonreir, al parecer Kasha era mas conocida de lo que pensaba, aunque no sabia si para bien o para mal, lo que no me gusto fue cuando dijo que no era buena para mi.
- Hombre, reconozco que no es una chica facil por su caracter y eso, pero en realidad no es asi, es arisca, pero amable, aunque por tu forma de ser y la suya, seguramente os llevariais a matar de seguro- el tio a menudo era muy directo al decir las cosas igual que Kasha y puesto que él es mas mayor y tiene mas rango que Kasha, tendria que obedecerlo, cosa que Kasha jamas haria por su defecto de no respetar la autoridad
- Realmente es una buena chica, tío Ryu, solo es un poco... especial en algunos aspectos, por decirlo de algun modo- dije sonriendo intentando defenderla
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Ryu Olivier el Vie Sep 02, 2016 8:43 pm

El cazador más mayor quiso seguir regocijándose en los momentos del pasado de su sobrino, seguramente para recordarle miles de cosas vergonzosas. Le encantaba hacer sentir a la gente vulnerable, débil, aún sabiendo que esto podría volverse en su contra en algún momento. Al fin y al cabo, le gustaba sentirse con ese poder de tener la memoria fresca a pesar de su edad. Y también lo haría para reírse un poco, que de vez en cuando —y más ahora que Touga, marinmandón los estaba asfixiando con todas las responsabilidades, además de lo que tenía entre manos— no hacía nada mal. Sin embargo, cuando fue a abrir de nuevo la boca, las palabras de Kai lo detuvieron. Su expresión quedó intacta, simplemente. ¿Cómo podía ser su sobrino tan estúpido? ¡Era un Olivier! Llevaba su sangre y ahora mismo, hasta sentía arrepentirse de ello. Estaba claro que su madre les traspasó los genes defectuosos, porque no era normal dos de dos hijos. Había hecho pleno esa... Mujer, sí, llamémosla de algún modo. Kai estaba enamorado y esto le había cegado la vista, por lo visto. Y según el mayor de los Olivier presentes, un hombre no debía perder nunca el juicio o te zarandearán por todas partes. Por eso mismo él no admitía a las mujeres por más de una noche, sin importar la edad, la belleza, o la personalidad. Después de todo, era lo mejor: no crear lazos de ningún tipo. Así se aseguraba de no parecerse a su sobrino, ni a nadie que conociera en este odioso pueblo; del mismo modo que nadie descubriría su tapadera salvo los fieles a su persona.

Dio la última calada a su cigarrillo y tiró la colilla al suelo, apagándola con la suela de su zapato, mientras bajaba la mirada suavemente. Suspiró pesadamente, negando con la cabeza. Lo que más le reventaba es que a pesar de todo, la defendía como una chica buena pero fuera de costuras... Entonces, ¿debía Ryu decírselo por su bien? No sólo eso, él ya de por sí debería conocer que estaba haciendo pactos y trapicheos con vampiros. ¡Era una cazadora por el amor del cielo! ¿Acaso estaba loco? A esa mujer le quedaban un par de días. O lo hacían los vampiros o la mataban los cazadores a los que les debía lealtad. Y en este supuesto caso, esto le aventajaba para quitársela del medio. Sólo quedaría Yagari Touga y Zero Kiryuu para detener sus propósitos. En cambio, por ahora, lo mejor era encarrilar a su sobrino, quien perdió el norte indebidamente.

Kai... No te engañes. Sólo estás tratando de defenderla ante mí y yo no he hecho más que un comentario como tu tío, no como otro hombre. — Señaló minuciosamente, aclarando el término. — Y repito: esa mujer no te conviene, creéme. Abre los ojos. Tan sólo te está utilizando. Teniéndote cerca te conviertes en su escudo contra los cargos que hay en su contra. Hay demasiados testimonios que ha llegado a defender a más de un vampiro. Incluso a Marcus O'Conell, el hijo de Vladimir. ¿Sabes acaso quién es? ¡Es uno de esos vampiros mutantes que intentó hacerse con todo el pueblo! Está entre los primeros en la lista, si no el primero por convertir a un humano y matar a tantos de los nuestros. ¿Es que acaso no te das cuenta? Somos cazadores, Kai. Cazadores de vampiros. Nos dedicamos a matarlos para asegurar a los civiles, no a defenderlos y darles más oportunidad para que nos despellejen vivos. — Trató de convencerle con estas inofensivas palabras, esperando que recordara el suceso con su "hermano" y cómo acabó en el otro lado por culpa de éste mismo vampiro. El mayor quería que espabilara y se fiara más de su propia sangre que no de una mujerzuela que va vagando por todo tipo de hombres. Y hablando de hombres, aún no había mencionado... — También estuvo con Black y... Mira dónde está ahora. Por eso, ahora que estás a tiempo, aléjate de ella. Por favor, Kai. Por tu bien, haz caso a tu tío... — Trató de mostrar su tono suplicante. Kai tenía que saberlo y ni que hablar ya de toda esa sarta de vampiros con los que había estado y que también habían caído. Kasha Oskan era la peste personificada. Y si Ryu tuviera que definirla, no había forma más fácil que un Shinigami. Sí, eso era precisamente.
avatar

Cantidad de envíos :
132

Ryu Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Kai Olivier el Jue Sep 29, 2016 10:18 pm

Entendia lo que queria decir mi tio, pero se que Kasha se mantiene soportando a Marcus porque sabia muy bien que podia defender y proteger a Ziel mejor que ella, aunque al final no fuera asi y tambien porque Marcus sabia algo relacionado con su exnovio que ella deseaba saber y él no le decia.
- Mira, se que Kasha es una chica dificil, y que las cosas que hace no siempre se puede considerar como algo etico, pero no es mala, y yo la quiero y no veo en que puede ser mala para mi, ella siempre me ayuda y mas o menos hace bien su trabajo, ¿que hay de malo en que este cerca de ella?- le dije intentando justificar las acciones de Kasha y tratando de explicar que la razon por la que estoy con Kasha es por quien es y no por lo que hace- y con Itachi, Kasha no tiene nada que ver con lo que le paso, asi que sigo sin ver el problema de estar cerca de Kasha- me justifique
Otra de las razones que no le dije a mi tio, puesto que me sentiria avergonzado de mi mismo, era que seguramente Kasha llevaba ese camino tan malo desde el punto de vista de los mas veteranos porque yo la obligue al pedirle que no matara a Ziel, sino lo contrario, que lo protegiera, cuando en realidad el que tendria que haber hecho ese papel era yo.
Y a pesar de intentar defenderla, en el fondo sabia que mi tio tenia su parte de razon, pero era mi novia, y no podia dejarla sola, sobre todo despues de haberse jugado el cuello por mi muchas veces
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Ryu Olivier el Dom Abr 22, 2018 8:41 pm

El chico no entraba en razón. Ryu hubiera preferido golpearle la cabeza con una mesa o directamente sacar su pistola y dispararle. Kai sin duda tenía suerte de pertenecer a su sangre y que al menos el mayor le tuviera aprecio por haberlo prácticamente criado. Negó de nuevo con la cabeza a cada intento de defensa que mostraba el menor. Tratando de contener la rabia y el genio, sacó de nuevo su paquete de cigarrillos y con parsimonia se encendió otro. Dio una larga calada para que la nicotina se instalara rápidamente en sus pulmones.

Gilipolleces, Kai. ¿Algo ético? Esa mujer no sabe convivir con otras personas siquiera, como para saber qué es la ética. Y te repito que somos cazadores. Nuestro trabajo no consiste en ser buenos samaritanos. Matamos gente. Gente que ha perdido el norte por la sangre. Niveles E y vampiros, Kai, no lo olvides jamás o te costará la vida. — Suspiró con fuerza, pues parecía que por más que Ryu lo repitiera, el chico no iba a entrar en razón. Sin embargo, aquella última frase había dejado de manifiesto que como cazador, debería encargarse de su hermano y matarlo antes de que se volviera un verdadero peligro al lado de O’Conell. Porque si él tuviera que matarlo, quedaría realmente horrendo y Ryu tampoco deseaba ensuciarse las manos con miserables malnacidos. — ¿Cómo simplemente puedes defenderla, cuando se está aliando con tu enemigo? ¡Me da igual por qué o quién lo hiciera! Es un hecho y por ello, debe ser castigada ante la Asociación… — Debía entrar en razón cuanto antes. De lo contrario…

No te conviene, Kai. Cree a tu tío que tiene más experiencia con mujeres. Y si esa mujer ya te ha sido infiel una vez, creéme que dentro de poco tendrás una cornamenta que no entrarás por la puerta. — Dio otra calada más a su cigarrillo y dejó que el aire saliera por su nariz, inundándolo todo. Ryu daba por hecho que Kai seguramente ya hubiera experimentado una infidelidad y más después de haber visto a aquellos dos en la iglesia, sobre la mesa del altar, gimiendo como animales en celo. ¿Es que acaso no se daba cuenta de las intenciones de Kasha? Maldita sea, esa mujerzuela de poca monta estaba jugando con él.
avatar

Cantidad de envíos :
132

Ryu Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Edificios abandonados

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 16 de 16. Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.