Bienvenidos a Vampire Knight: Academia Cross. Esperamos realmente que los usuarios y también los personajes, disfruten la estadía en el foro y sobre todo, participen en esta comunidad. ¡Diviértanse por encima de todo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Edificios abandonados
Dom Abr 22, 2018 8:41 pm por Ryu Olivier

» Confieso que...
Lun Abr 09, 2018 8:31 pm por Ziel A. Carphatia

» Calles
Dom Mayo 21, 2017 6:11 pm por Lisbeth C.

» Que harias con el de arriba si se quedaran en cerrados en un habitación.
Miér Feb 22, 2017 12:02 am por Integra F. W. Hellsing

» El que llegue a 100 gana
Sáb Ene 21, 2017 8:21 pm por Nathan Von Kleist

» ¿Roleas?
Mar Ene 03, 2017 11:52 pm por Celest Blaze

» ¿Qué estás escuchando?
Lun Dic 19, 2016 12:56 am por Rangiku Matsumoto

» Habitacion de Kasha
Jue Dic 01, 2016 7:46 pm por Kasha Oskan

» Registro de apellido.
Dom Oct 23, 2016 2:59 pm por Aoba Segaraki



Foros Hermanos
Afiliados de élite
Créditos
Sword Art Online (SAO)
Este foro ha sido diseñado por Ziel Carphatia y en colaboración de Yuuki Cross. Agradecer su trabajo, sin embargo, a los creadores de las texturas en Deviant Art que favorecieron el wall del que disfruta el foro, así como la action empleada en todos los gráficos. También, una pequeña mención a las grandes instrucciones de foroactivo y Savage Themes que, con sus tutoriales y enseñanzas, han hecho posible este fruto para todos los usuarios.

Gracias a todos.


Grupo 1 [Selva]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Grupo 1 [Selva]

Mensaje por PNJ y Ambientación el Mar Ago 18, 2015 1:14 pm

Vuestro grupo ha quedado en el lado de la selva, queréis reuniros con el resto de la gente, pero la única forma que encontráis para ello es dando un rodeo a través de la vegetación. Durante el mismo, queréis aprovechar para recolectar alimento, pues en poco tiempo el hambre y la sed harán mella en vosotros, sobre todo en los pobres humanos que os acompañan y que son un continuo cúmulo de quejas.


Los integrantes de este grupo son:
-Crash
-Fraiah B. Eslin
-Kol Solberg
-Aiko Takahashi
-Sara Smith.
avatar

Cantidad de envíos :
28

PNJ y Ambientación

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Lun Sep 21, 2015 12:06 am

Lo último que Fraiah vio fue aquel cúmulo de huesos bajo sus manos, enterrados en la arena. Cuando alzó la vista de nuevo, en búsqueda de aquella silueta blanca que huyó con tal velocidad a tan sólo unos metros de ella, todo comenzó a temblar otra vez. Fraiah ni siquiera pudo ponerse de pie. De hecho, ni siquiera atinó a hacerlo. Emitió un grito ahogado, completamente sorprendida y exaltada. ¿Qué ocurría con este lugar? Cerró los ojos con fuerza justo cuando el temblor mayor proclamó su enorme poder junto con la gravedad. El suelo comenzó a abrirse allí donde nadie lo esperaba. Desesperada, buscó algo de lo cual aferrarse, tal vez una roca o una raíz perteneciente a algún árbol. Sin embargo, ante el momento límite, lo único que halló fue la pierna de alguien: un hombre rubio, alto, que miraba hacia el otro lado de la abertura. Fraiah creía que no calló por el hueco gracias a este mástil improvisado que le permitió permanecer en la superficie. No obstante, oyó cerca suyo una ínfima e inocente voz. Al voltearse, vio a una pequeña niña. Su sorpresa no fue menor. Más aún al ver que el suelo -a causa de las recientes réplicas- comenzaba a agrietarse un poco más cerca de ella. Fraiah soltó rápidamente su fuente de seguridad y se arrastró por la arena, extendiendo su brazo hacia ella. Logró capturar su muñeca y traerla hacia sí justo en el momento indicado. La abrazó con fuerza, protectoramente, y guió sus enormes orbes violáceas e inquietas hacia los que habían quedado del mismo lado que ella. En ese momento, cuando sus ojos cruzaron con los de Crash, supo que había algunos que estarían mejor si hubieran caído por el foso.

- ¿Qué está pasando? ¿Por qué..? -sacudió la cabeza, confusa, y miró al cazador. En verdad que era alto-. ¿Qué haremos? Esto se ha ido de control -agregó, mordiendo su labio inferior y apartando el cabello de su rostro con una de sus manos. Miró a la niña y suspiró-. Debemos movernos de aquí y alejarnos de la grieta. Podría comenzar a resquebrajarse aún más en cualquier momento -finalizó, comenzando a ponerse de pie y sintiendo cómo dentro de ella un instinto de supervivencia emergía; el instinto que siempre tuvo, tal vez, y que últimamente estaba potenciado por todas sus recientes vivencias, las cuales por el momento permanecían bloqueadas y vedadas a su saber muy en lo profundo de su consciencia. Fraiah era Fraiah, pero por ausencia de sus últimos recuerdos podría decirse que estaba incompleta, aunque tal vez así era mucho mejor. Más aún por el extraño hecho de que la Nueva Asociación la hubiese dejado libre para el presente viaje, con aquel chip de rastreo debajo de su piel.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Kol Solberg el Miér Sep 23, 2015 12:22 pm

A pesar de que ya sabía que su hermana había quedado a salvo, el cazador no dejaba de mirar más allá del enorme hueco para asegurarse de su estado. Olivia era lo único que tenía y le importaba en el mundo, protegerla era su deber, odiaba la idea de no poder hacerlo en aquel momento, no sabía que peligros ocultaba la isla y temía que su querida hermana pequeña sufriera algún daño. La sonrisa casi eterna había desaparecido del rostro del cazador, fue tan solo un breve instante en el cual la expresión risueña había sido sustituida por la seriedad más absoluta, pero apenas duró unos segundos, ella estaría bien, había tenido la suerte de caer en el grupo del jefe, seguro que éste se ocupaba de que estuviera a salvo, si no fuera así se ocuparía personalmente de dejar al presidente de la asociación sin posibilidad alguna de tener descendencia en un futuro.

Fue en aquel momento cuando se percató de que tenía algo pegado a la pierna, bueno, algo no, alguien, una chica pequeñaja que parecía haber decidido que su pierna era lo más estable del lugar donde los temblores. Decidió bautizarla como "lapita" a partir de ahora, porque era pequeña y se había enganchado cual lapa a él, también hay que añadir, que Kol no tenía ni la más remota idea de quien era, así que de algún modo habría que llamarla hasta que esta le dijera su nombre, el cual obviaría en favor de su maravilloso y recién adquirido apodo.

Cuando todo se hubo calmado,se detuvo a observar al grupo que había junto a él, Lapita, la niña pequeña del avión, un vampiro rubio y una chica humana, un conjunto de lo más particular, podría ser divertido.
-Tienes razón, Lapita, tenemos que alejarnos lo antes posible, este sitio no parece muy seguro -respondió antes de agacharse a mirar a la niña, sin lugar a dudas, ella podía ser la más problemática de todos, parecía muy pequeña y seguro que estaba asustada- Pareces una chica muy valiente, ¿querrías jugar a los exploradores con nosotros? -Lo mejor sería tomárselo como un juego, no quería que se asustara más, cuanto antes se pusieran en marcha mejor.- El explorador Kol Solberg se presenta para la misión
avatar

Cantidad de envíos :
68

Kol Solberg

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Sara Smith el Jue Sep 24, 2015 8:11 pm

Dos sacudidas fueron suficientes para que cayese al suelo y, con gran dificultad, gateara hacia un puerto seguro, alejada de la estructura del hotel y de cualquiera palmera que pudiese caer sobre mi persona. Temor y confusión, era lo que se podía ver en los rostros de todos los presentes, y yo no iba a ser una menos puesto que todo mi cuerpo se descompuso, temiendo lo que pudiera pasar. Mis manos temblaban causadas por el pánico que sentía en aquel momento, suspiré y cerré los ojos fuertemente después de agarrarme a una pequeña raíz que sobresalía del subsuelo. Inspiré y expiré numerosas veces, intentando tranquilizarme pese a los gritos por parte de todos. Muchos se encontraban en mi misma situación, algunos incluso con lágrimas recorriendo sus mejillas, como la chica que se encontraba cerca mío.

-Eh, eh. - intenté llamar su atención mientras me acercaba lentamente a ella – Tranquila. - pronuncié en un tono sosegado y, para transmitirle un poco de serenidad, cogí su mano y la apreté fuertemente - Tranquila, por favor, no llores, todo va a salir bien. - intenté esbozar una sonrisa para que se calmara. De repente, una grieta comenzó a abrirse a pocos metros de donde nos encontrábamos e instintivamente me levanté y ayudé a que aquella chica hiciera lo mismo. Mi pulso se aceleró bruscamente, más de lo que ya estaba, permitiéndome sentir las pulsaciones de mi corazón. Un molesto pitido se manifestó por mis oídos y lo único que podía escuchar junto a éste el bombear del corazón. Conforme me iba alejando pasaba por el lado de aquellos que aún no habían recapacitado para levantarse e intentar huir de aquella grieta que se abría bajo nuestros pies. La presión en aquel momento me hacia ver todo a cámara lenta, sintiendo mil y unas emociones inexplicables. Lo único que me importaba era estar lo más lejos posible de aquella brecha pero la suerte no estaba dispuesta a echarme una mano pues me tropecé con una pequeña piedra haciendo que cayera de rodillas. Pensaba que era mi fin puesto que mi respiración no daba para más pero sentí un empujón por parte de alguien cuyo objetivo era el mismo que yo tenía segundos atrás. Gracias a ese pequeño impulso pude recuperar mi compostura y comenzar a correr para luego girar mi cabeza hacia aquellos que caían por aquel precipicio, temiéndome lo peor por ellos.
avatar

Cantidad de envíos :
496
Edad :
19
Localización :
En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme... Vale, no.
Empleo /Ocio :
Y por último, astronauta - lee su lista de trabajos deseados para el futuro-
Humor :
Mejor no arriesgarse.

Sara Smith

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Aiko Takahashi el Vie Sep 25, 2015 5:50 pm

Aiko había soportado con bastante esfuerzo las lágrimas que intentaban salir de sus ojos color miel. Después de todo, ¡ella tenía cuatro años! Era una chica grande que podía hacer frente a cualquier cosa, al igual que en sus cuentos y aventuras, ¿verdad? Papan siempre decía que ella era una chica fuerte y que Maman siempre estaba vigilándola desde el cielo. Sin embargo, en aquella isla, tan alejada de su padre y abuela, aquel que terminó por cuidarla no fue otro salvo el hombre más rudo y posiblemente con menos paciencia de los humanos allí presentes. Yagari Touga, ese hombre parcheado al que la pequeña observaba con suculenta atención, preguntándose: ¿le faltaría un ojo de verdad o tan sólo era un juego? ¿cómo sería ver a alguien sin ojo? ¿Cómo lo habría perdido? ¿Salvó a la princesa del dragón? Aiko fantaseaba nuevamente con sus cuentos sobre príncipes y finales felices, pero qué final tan horrendo tuviera que vivir alguien como ese hombre. Terminó por voltearse un poco cuando él comenzó a hablarla, tímida a su joven edad. Ella no tenía que hablar con desconocidos porque "podían hacerle cosas malas a Aiko"; eso decía siempre Papan. Y aunque su preciado progenitor no estuviera en aquel viaje, la niña continuaba haciendo caso de sus órdenes para no defraudarle y demostrar que ella era buena a pesar de todo.

Y, ¿cuánto duró hasta que la infante comenzó a hablar? Apenas unos diez, quince minutos; justo los mismos en los que tardó en darse cuenta de que sus familiares ni siquiera reparaban en su presencia. Estaba sola frente a toda aquella gente, con todos aquellos vampiros que sin duda no vacilarían en desmembrar su cuerpo y alimentarse con su preciosa sangre. Se pasó las manos por el pelo para que no se le vieran los ojos envidriados. No podía llorar frente a un desconocido, pero estaba tan asustada de toda la situación, que fue incapaz de controlar sus impulsos infantiles por querer algo de consuelo. Sus lágrimas comenzaron a rodar de nuevo mientras asintía efusivamente a Yagari.
- Papan y Oba-chan no están. - Dijo entre sollozos, sin parar de mover la cabeza. Quería encontrar a sus familiares. En realidad, salir también de la isla, ir con su amigo perruno y su familia. Tenía miedo de quedarse allí sola, de que hubiera monstruos por las noches y se la comieran. ¿Y si el hombre del saco venía a buscarla? ¿Quién la iba a defender de sus pesadillas? Y entonces, el suelo comenzó a temblar para sorpresa de todos los viajeros.

Aiko, sorprendida de estos fenómenos naturales, miró a algunos de los estudiantes que la acompañaban en este viaje con cientos de más desconocidos. Sus grandes ojos llenos de millones de cuestiones, se lanzaban hacia Yagari. ¿Qué era aquéllo? Y una fisura se abrió cerca de ambos, al grito de Aiko por ver la gente que caía hacia dentro de la grieta. Como si fuera una de los peores sueños de la niña, miraba estupefacta la gente gritando y cayendo por doquier. Impulsivamente, se abrazó al desconocido para que la protegiera con su alta estatura del suelo, evitando que cayera también. Su pequeño cuerpo comenzaba a temblar entre los brazos del cazador, mientras trataba de no mirar ni querer escuchar los gritos de auxilio del resto de participantes. Pero era demasiado para ella. Pronto comenzó a llorar todo lo que le dieron los pulmones, agarrándose fuertemente a la ropa de aquel Oji-san. Y aunque Onee-chan que la cargó desapareció entre la multitud y como si perder a sus familiares más cercanos fuera poco para una pequeña niña, ahora aquel hombre amable que quiso buscar a sus familiares había caído. Por conseguir protegerla de la brecha que se formaba en el suelo, ambos terminaron separados. La niña quedó entonces en mitad de los temblores, desamparada, llorando, buscando con la mirada a alguien a quien o algo a lo que sostenerse para guardar el equilibrio. A punto estuvo de caer al mismo lugar del hombre con ojo parchado por una de las fuertes réplicas, acantilado abajo. Pero algo la detuvo. Su muñeca fue agarrada de repente.

Como si se tratara de su Guardián, una Onee-chan más se apiadaba de su frágil cuerpo y joven edad, para protegerla. Aiko no dudó en agarrarse intensamente a sus ropas, ocultando la cabeza en su hombro, mientras continuaban sus gritos de angustia por el miedo. Estaba aterrada. Aquello era demasiado para algunos de los alumnos adolescentes de la Academia, ¿y para una simple niña tan pequeña? Un abismo, un antes y un después en su feliz vida de infante. Aiko había visto a la gente gritar, correr, caer por acantilados, por brechas que succionaban cientos de cuerpos hacia quién sabe dónde. Pero por suerte, todo había pasado. Estaba a salvo, aunque no se lo creyera nadie. Los adultos que quedaron en el mismo lado que Aiko hablaban de lo sucedido, de las posibilidades de supervivencia que tenían en este instante, acerca de recolectar comida y agua para alimentarse tras lo sucedido. No obstante, un pequeño y débil ser, seguramente el mayor de todos en ambos aspectos, aún permanecía sujeta a las ropas de una Onee-chan de forma tan desesperada y angustiada que de haber sido adulta, muchos pensarían que Aiko había perdido el sentido en ese incidente. Pero tan sólo tenía cuatro años, sin familiares ni conocidos alrededor; tan solo hacía falta observar cómo temblaba compulsivamente entre su regazo, lo hinchados que estaban sus ojos de tanto sollozo; cual fragilidad rompería a cualquiera en miles de trozos al mirarla. ¿Cómo entonces iba a querer aquel débil ser jugar a los exploradores después de lo que sus infantiles ojos color miel habían visto? ¿Cómo iba a Aiko a olvidar aquel suceso tan rápido? Ella únicamente quería a Papan, a Oba-chan, despertar de esta terrible pesadilla en su cama, con los suyos, protegida y segura, no aquella isla que quiso arrebatarle la vida a tan corta edad.


Spoiler:
Aiko no escribió antes del terromoto. Mi user pide disculpaspor tan larguísimo post u.u
avatar

Cantidad de envíos :
66

Aiko Takahashi

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Dom Sep 27, 2015 11:15 pm

Fraiah se encontraba presa de varias encrucijadas, pero la más poderosa de ellas era aquella que se debatía muy en lo profundo de su mente: ¿estaba aquí para ayudar o para generar más problemas? Si echaba un vistazo al largo historial de sucesos que ocurrían año tras año, ella siempre había sido un centro para los problemas -o el problema mismo- provocando que las cosas se complicasen aún más. ¿Acaso iba a permitir que esta vez ocurriese lo mismo o, en su lugar, lucharía por remediar ese pasado nefasto teniendo un presente útil y cooperativo? Aunque nadie supiese por qué ella estaba allí así como si nada, tendría que sacarle provecho a la situación a como de lugar.

Miró a la pequeña niña y la abrazó más fuerte bajo un extraño instinto maternal.
- Tranquila -susurró, acariciando suavemente su cabello castaño y sorprendiéndose a sí misma en el gesto. Mientras trataba de calmarla, lo cual parecía una empresa algo difícil, aquel cazador respondió dirigiéndose a ella. Fraiah frunció el ceño, mirándolo con extrañeza y reproche-. ¿Lapita..? -inquirió, pero aunque no entiendiese muy bien el por qué de aquel apelativo -por más que saltase a la vista- decidió no darle importancia. Había cosas más relevantes, como qué hacer en este momento mientras estaban varados y amenazados por una enorme grieta con una niña inocente e indefensa en brazos.

Fraiah se puso de pie y la brisa veraniega alborotó sus largos cabellos con aquel calorcito digno de disfrutarse si no fuera por las condiciones en que se encontraban. Mientras el alto cazador se dirigía a la niña que no paraba de llorar, el semblante rígido y algo hostil de la joven híbrida comenzó a mostrar su verdadera naturaleza tierna y afligida. Clavó su mirada en el muchacho rubio, negando con la cabeza de modo casi imperceptible. No creía que eso fuese a ayudar en este momento, pero debían continuar intentándolo. No podían avanzar ni trazar planes de huida del lugar con aquella niña tan mal y necesitada de atenciones y afecto. Fraiah se mordió el labio inferior, interrogándolo con la mirada. ¿Qué harían? Instintivamente, comenzó a mecerse, y así comenzó a mecer a la pequeña. Con sus labios sellados, dio inicio a una melodía cargada de letras "m". Se trataba de una canción infantil muy conocida y que su madre adoptiva, Angelique, solía tararearle en el pasado. En medio de aquel desastre y en medio de tantos gritos y desesperación, aquel sonido relajante parecía una especie de milagro, o para los más pesimistas: presagio de mal augurio como llamado a una mejor vida.

Mientras esta situación se presentaba ante Fraiah y el cazador, unos gritos muy cercanos llamaron la atención de la joven. Giró su cabeza, sin dejar de tararear y acariciar la suave melena de la niña, y pudo divisar a unos metros cómo una chica corría hacia su dirección. ¿Estaba herida? ¿Corría de esa manera para huir de la grieta o porque algo peor se avecinaba? A continuación, miró al cazador. Había más humanos cerca y seguro muchos de ellos estarían heridos. Algo debían hacer al respecto como unos de los pocos que se encontraban bien. No podían marcharse y dejar a quien sabe cuántos atrás.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Grupo 1 [Selva]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.