Bienvenidos a Vampire Knight: Academia Cross. Esperamos realmente que los usuarios y también los personajes, disfruten la estadía en el foro y sobre todo, participen en esta comunidad. ¡Diviértanse por encima de todo!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Edificios abandonados
Dom Abr 22, 2018 8:41 pm por Ryu Olivier

» Confieso que...
Lun Abr 09, 2018 8:31 pm por Ziel A. Carphatia

» Calles
Dom Mayo 21, 2017 6:11 pm por Lisbeth C.

» Que harias con el de arriba si se quedaran en cerrados en un habitación.
Miér Feb 22, 2017 12:02 am por Integra F. W. Hellsing

» El que llegue a 100 gana
Sáb Ene 21, 2017 8:21 pm por Nathan Von Kleist

» ¿Roleas?
Mar Ene 03, 2017 11:52 pm por Celest Blaze

» ¿Qué estás escuchando?
Lun Dic 19, 2016 12:56 am por Rangiku Matsumoto

» Habitacion de Kasha
Jue Dic 01, 2016 7:46 pm por Kasha Oskan

» Registro de apellido.
Dom Oct 23, 2016 2:59 pm por Aoba Segaraki



Foros Hermanos
Afiliados de élite
Créditos
Sword Art Online (SAO)
Este foro ha sido diseñado por Ziel Carphatia y en colaboración de Yuuki Cross. Agradecer su trabajo, sin embargo, a los creadores de las texturas en Deviant Art que favorecieron el wall del que disfruta el foro, así como la action empleada en todos los gráficos. También, una pequeña mención a las grandes instrucciones de foroactivo y Savage Themes que, con sus tutoriales y enseñanzas, han hecho posible este fruto para todos los usuarios.

Gracias a todos.


Baño

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Baño

Mensaje por Kaien Cross el Lun Ago 23, 2010 3:15 pm



avatar

Cantidad de envíos :
450
Localización :
En mi despacho
Empleo /Ocio :
Director de la academia Cross
Humor :
Maravilloso~

Kaien Cross
http://academiacross-vk.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Mar Ago 24, 2010 10:32 pm

entro en el baño para ducharme, me habia llenado de barro, me ducho y me pongo ropa limpia y salgo de alli
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Sáb Ago 28, 2010 5:16 pm

me ducho me pongo una minifalda y un top negro sin tirantes, cojo el botiquin y saldo de alli
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Jue Sep 02, 2010 3:17 pm

Entro al baño con una toalla en manos, me quito la ropa y me dispongo a ducharme. El agua tibia sentaba muy bien, pero aún así mi mente viajaba a otros sitios. Estaba preocupada por todos..
Suspiré al terminar y salí de la tina. Me sequé y volví a vestirme, mientras salía de allí sacudiendo mi cabello húmedo entre la toalla.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Jue Sep 02, 2010 11:12 pm

entro en el baño, me doy una ducha rapida y salgo de alli hacia la armeria
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kai Olivier el Dom Sep 04, 2011 9:32 pm

entre con Kasha en el baño y la meti en la bañera le quite el vestido y las armas que hasta hace un momento estaban escondidas bajo su precioso vestido ahora manchado de sangre..., abri el grifo del agua caliente y espere a que la bañera se llenara de agua
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Dom Sep 04, 2011 9:38 pm

segui sin moverme mientras que me empezaba a mojar con el agua caliente que salia del grifo y que empezaba a quitarme toda esa sangre seca de Alec
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kai Olivier el Dom Sep 04, 2011 9:41 pm

cuando se lleno hasta casi el borde, cogi una esponja, la empape y empece a limpiarle la sangre de la cara a demas del maquillaje que se habia puesto para la fiesta el cual habia enegrecido sus mejillas por las lagrimas
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Dom Sep 04, 2011 9:56 pm

dejo que el me quite toda esa sangre..., debia tener un aspecto lamentable, pero la verdad es que le daba exactamente igual
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kai Olivier el Dom Sep 04, 2011 10:15 pm

sigo quitandole toda la sangre incluida la del pelo y cuando termino la saco del agua y la envuelvo en una toalla-ya estas limpia mi niña, al menos por fuera..., se que la sangre de tu corazon..., no sera facil de limpiar...-la cogi de nuevo en brazos y la lleve a la habitacion, hoy dormiria con ella
avatar

Cantidad de envíos :
362
Edad :
27
Localización :
donde menos te lo esperas...

Kai Olivier

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Dom Sep 04, 2011 10:20 pm

le miro cuando me habla-gracias..., gracias por estar conmigo... sobretodo sabiendo el daño que te hago por llorar por otra persona que no seas tu y mucho mas por un vampiro...
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Ziel A. Carphatia el Jue Feb 07, 2013 3:01 pm

Llegué con Fraiah en brazos al baño. Aparté la puerta con el hombro, dejando que mi cuerpo se deslizara diagonalmente hasta el suelo. Estaba cansado del esfuerzo. Pero no había momento de pensar. Aunque no sabía bien la razón por la que estaba ayudando a la chica, siendo la novia de Nokku. Podría haber sido egoísta y haber dejado que él se encargara de ella. Tal vez el buen corazón todavía me albergara dentro. Sonreí sin darme cuenta. Al menos era algo que no se había terminado de llevar mi Amo.

Sacudí la cabeza, sacando esos pensamientos y volví a dar en la mejilla a Fraiah.

- Eh, vamos. Fraiah, venga. - Dejé el cuerpo de la chica en el suelo y, de rodillas, me acerqué a la bañera para abrir el grifo. Cogí agua con las manos y dejé que cayera delante del rostro de la chica. Estaba empapada de sudor y demasiado pálida. Era ciertamente preocupante. Quité algunos mechones que se pegaban mojados sobre su cara. Y nuevamente, volví a echarla agua en la cara. Eso seguramente la despertara si era verdad que era una bajada. Normalmente era eficaz. Me quedé mirándola, recordando el cruce de nuestros ojos anteriormente en la cocina. Había sido como un choque entre sus iris y los míos, como si nuestras almas se hubieran entendido en ese contacto. Como si en el fondo no fuéramos tan diferentes el uno del otro. Aunque bueno, era algo comprensible, ella también era humana. O al menos pensaba eso.



Needed elsewhere to remind us of the shortness of our time
Bury my dreams, dig up my sorrows

Oh Lord, why the angels fall first?

Por favor di: "quiero a Ziel" ♥️
Tears laid for them. Tears of love, tears of fear...:


avatar

Cantidad de envíos :
1172
Localización :
Quién sabe.
Empleo /Ocio :
Alumno a tiempo parcial y zorro el resto del día (?)
Humor :
No te acerques por si acaso...

Ziel A. Carphatia

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Jue Feb 07, 2013 9:51 pm

Su cuerpo, inconsciente y acalorado, fue llevado por alguien hasta el baño. Ziel, aquel humano dolido y mancillado, utilizó sus escasas fuerzas intentando ayudarle. ¿Para qué? ¿Con qué fin? Él estaba igual o peor que ella, no debería haber malgastado energía en un cuerpo que tenía fecha de caducidad cercana. Sin embargo, allí estaban. Ambos, por un motivo u otro, estaban luchando por vivir; quieran o no.

El sudor que cubría el cuerpo de Fraiah comenzaba a humedecer sutilmente la remera negra de Nokku que ella traía puesta. Continuaba sin abrir los ojos, respirando levemente, de manera casi imperceptible. Sus energías se habían desplomado junto con el peso muerto de su cuerpo. Su pulso era leve pero, de repente, abrió los ojos con suavidad al sentir la frescura del líquido cristalino sobre su rostro. Tragó saliva, confundida, mirando a su alrededor. No sabía dónde estaba ni qué había ocurrido, hasta que vio a Ziel y las imágenes de ella sujetando el pomo de la puerta vinieron a su mente. Por su parte, el joven continuaba empeñado en arrojarle más agua encima, por lo que ella sujetó la muñeca del chico con delicadeza, presionando un poco con sus delgados y blancos dedos.

- Estoy bien -susurró-. Debió ser un bajón. Hoy con Kasha terminamos empapadas por la lluvia, tal vez sea por eso. Debió ser un golpe de frío y a falta de abrigo estoy algo enferma. No te preocup... -quiso terminar de hablar, pero fue imposible. Las náuseas se adueñaron de ella otra vez y se llevó una mano a la boca. Con rapidez, se acercó al inodoro e intentó despedir aquellos líquidos internos que amenazaban con molestarla de aquí a un mes entero. El dolor de estómago era insoportable. Sin embargo, no vomitó. Nada sucedió. Se relajó y se quedó sentada en el suelo, de espaldas a Ziel. ¿Qué ocurría? Giró el rostro y volvió a sujetar a Ziel, esta vez por su mano. Lo miró seriamente.

- No llames a nadie. Ya estoy bien. Gracias -dijo firmemente, pero mostrando una dulce y forzada sonrisa al final. En ese instante, el agarre que ella imponía en la mano de Ziel comenzó a producir un efecto extraño. Exactamente igual a dos años atrás, cuando ella se convirtió en vampiro, aquel extraño poder apareció sin que se diese cuenta. La energía de Ziel estaba comenzando a ser robada por el simple contacto de su piel con la suya. Aquel poder vampírico del cual fue dotada, emergía abriéndose paso entre cada una de sus venas y arterias. La sangre hervía en el interior de su cuerpo. Un destello carmesí surcó su mirar. De repente, se sintió agobiada como si una bolsa de cemento le cayese encima. Soltó a Ziel para llevarse esa mano a la frente. Cerró los ojos. El chico no podría saber qué había sido eso, pero ciertamente su energía se vería reducida, aunque en cierto aspecto se sentiría un poco aliviado. Ella extraía energía de los seres vivos, sí, pero no cualquier clase de energía; ella extraía todo matiz negativo y oscuro existente en ellos. Fraiah tampoco lo comprendía, pues nunca acabó de entender lo que era capaz de hacer. Y una vez que había logrado controlar esa extrañeza de don, volvió a ser humana y todo se fue al traste. Ahora mismo estaba confundida y no se daba cuenta de que eso era exactamente lo que estaba sucediendo. Le había arrebatado muy poca energía, pero en las condiciones en las que Ziel se encontraban, ese "poco" era muy valioso.

Intentó ponerse de pie y aspiró una bocanada de aire. Abrió los ojos y se miró al espejo. En ese momento, se quedó perpleja y una expresión de horror se apoderó de su rostro. Se miró a sí misma. Habría jurado que su apariencia allí era diferente. Volvió a mirar al espejo y no, todo estaba en orden, o al menos eso parecía. Miró a Ziel intentando sonreír otra vez, pero no le vio buena cara. Dio un paso hacia él, pero aquello fue un grave error. El aroma de la sangre palpitante bajo su serena piel estaba apoderándose de sus fosas nasales. Esto no era bueno; nada bueno. Se suponía que ella no tenía por qué sentir esto, pues era humana otra vez, y los humanos no se alimentan de sangre.

¿Verdad?

- Será mejor que regresemos antes de que se alarmen -murmuró mientras se llevaba una mano a la frente para quitarse una gota de agua. Continuaba pálida y parecía tener fiebre, pero se le iría en cuanto descanse. Seguro era a causa del resfriado. O al menos eso quería creer. Fraiah extendió su mano hacia Ziel, con intenciones de ayudarlo a levantarse del suelo. Sonrió como si nada ocurriera. Lamentaba haberlo molestado y preocupado.

"Nadie te ve aquí. Mátale. Mátale y apodérate de su sangre. ¿Qué importa que tenga dueño? A ti no debería importarte, pues eres un ser extraviado y solitario; un ser incomprendido y sediento. Y los seres como tú hacen locuras que luego se excusan en el abismo."

La voz regresó y la mano de Fraiah comenzó a temblar ligeramente. ¿Qué estaba mal con ella? Tenía demasiadas dudas y pocas certezas, pero si de algo estaba segura era que no podía permitir que nadie se percatase de esto, y mucho menos permitir que sus instintos -o lo que sea que estuviese alterándola dentro- hiriesen a alguien.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Ziel A. Carphatia el Jue Feb 07, 2013 10:40 pm

Mi intención fue de querer volver a echar agua sobre su pálido rostro, pero su mano me detuvo antes de hacerlo. Noté el claro contraste entre su temperatura y la mía, pero me había acostumbrado ya a la calidez de mis manos y la frialdad del resto. Sonreí sin darme cuenta, sin que el gesto me importa demasiado, aliviado eso sí, de que realmente fuera un bajón de tensión o azúcar. Asentí tranquilo, apoyándome en la bañera, ahora falto de fuerzas por haberla traído hasta allí.
- Entiendo. Es que... nos dimos un buen susto. - Dije refiriéndome a Bella y a mí. Había sido algo impactante, ver de repente su cuerpo tendido en el suelo. Negué con la cabeza. - Ten cuidado la próxima vez entonces. Podrías golpe... - No terminé la frase tampoco. Ella se levantó a toda prisa para ir al inodoro. El propio reflejo de alarma saltó en mi cuerpo, incorporándome escasamente, con una mano en la boca también. La verdad es que era algo desagradable ver cómo alguien ajeno, y más a quien apenas conoces de nada, se ponga a vomitar delante.

Quise levantarme, aunque mi cuerpo no me dejó casi moverme. Antes de que llegara a hacer o decir nada, ella ya había agarrado mi mano nuevamente. La sonrisa se borró de mi rostro con la seriedad del suyo. Asentí lentamente, sin llegar a creerme demasiado sus palabras.
- ¿De verdad? - Pregunté con la duda en la palabra, mirándola con preocupación. En cierta manera podía entender lo que era no preocupar a los demás, por eso mismo no terminaba de creérmelo del todo. De repente el cuerpo empezó a flaquearme, como si Marcus estuviera bebiendo mi sangre. Era la misma sensación. Ver cómo se te escapaban las fuerzas y el peso del cuerpo aumentaba. La palidez volvía a ocupar la tez de mi ya blanquecina cara. Jamás imaginaría que fuera provocado por el contacto de su mano, pues yo no entendía bien de los inimaginables poderes que pudiera obtener un vampiro. Alcé la otra mano hacia la chica, intentando cortar esa sensación con el simple alza de los dedos. Cerrando el ojo que no estaba cubierto; ciertamente mareado por la falta de fuerza.

Cuando lo abrí de nuevo, Fraiah ya había soltado mi mano, pero pude ver durante una milésima de segundo, ese pequeño destello carmesí. Moví la cabeza, llevando una mano al ojo que llevaba descubierto, acariciando después el ojo bajo el parche. Habrían sido imaginaciones mías. Sí. Fraiah no podía ser bajo ningún concepto un vampiro, ¿verdad? Los vampiros... no se desmayan, ni tienen ganas de vomitar como un humano... ¿verdad? Miré a los ojos a la chica, clavándome en su mirada. Como si quisiera meterme dentro de ella para saberlo, al igual que hacía Marcus conmigo. Pero yo no tenía esa facultad. Tampoco habría hecho falta cortar el contacto visual, ya que ella terminó levantándose primero.
La seguí con el ojo descubierto, casi envuelto en esa nube extasiante donde no sentía ni padecía. La miré incluso, envidioso de la fuerza de su cuerpo. A veces pensaba que jamás volvería a tener la forma de antes, sino que me volvería un vagabundo de donaciones de sangre. O quien sabe, arrastrándome por los suelos, inconsciente.


-Sí... - Murmuré apenas, con un asentimiento de cabeza. Deberíamos ir antes de que los otros se preocupen más. No quería que a Bella le diera un infarto por mi culpa. Solté una leve carcajada pensando en el mal humor que tendría Bella si fuera como Kasha, y la de regañinas que ya habría recibido de ella. Era algo en lo que se centró mi mente, antes de volver la atención a Fraiah. Miré su mano, casi temblando en el aire. La agarré sin pensarlo dos veces, y tirando de su fuerza, más el apoye que me ofrecía la bañera; logré levantarme. Puse una mano en su frente, encima de la suya. No parecía tener fiebre, pero no tenía buena cara.
- Oye, ¿de verdad te encuentras bien? Si... no me lo quieres decir, está bien. Pero... no te mientas a ti misma. - Dije inconsciente de que para ella pudiera tener un doble significado. Mi cuerpo flaqueó, y me agarré de sus hombro por puro reflejo, mientras mis rodillas intentaban buscar el suelo.



Needed elsewhere to remind us of the shortness of our time
Bury my dreams, dig up my sorrows

Oh Lord, why the angels fall first?

Por favor di: "quiero a Ziel" ♥️
Tears laid for them. Tears of love, tears of fear...:


avatar

Cantidad de envíos :
1172
Localización :
Quién sabe.
Empleo /Ocio :
Alumno a tiempo parcial y zorro el resto del día (?)
Humor :
No te acerques por si acaso...

Ziel A. Carphatia

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Vie Feb 08, 2013 1:22 am

Ellos se habían dado un buen susto, pero el mayor susto de todos se lo estaba dando ahora mismo ella misma. Parpadeó un momento cuando Ziel sujetó su mano. Otra vez, sintió que su energía emanaba hacia el cuerpo de ella, el cual se nutría de las sensaciones negativas que ahora mismo albergaba el cuerpo del muchacho. Sostenía su mano con firmeza inconscientemente, quizás porque cada vaso sanguíneo estuviese transmitiendo, en ese preciso instante, las coordenadas de la arteria más cercana. Fraiah no tenía colmillos, pero una inexplicable sed la condenaba a perecer en aquel ardor interno. Y menciono "inexplicable" porque decir "indescriptible" sería condenar a muerte a algún poeta.

"Pero no te mientas a tí misma". Retuvo esas palabras justo antes que las rodillas del joven flaqueen y él se vea obligado a sostenerse sobre los hombros de la chica. Fraiah lo sujetó con rapidez por la cintura, como si fuese la posición de una pareja a punto de darse un abrazo, pero invertida. La debilidad del chico la sacó de sus cavilaciones. Lo sostuvo como pudo, hasta apoyarlo en el suelo otra vez. Tenía miedo de que se cayera y se diera un mal golpe. ¿Qué le ocurría? No sabía que hacer, y cada vez su nerviosismo empeoraba, pues no confiaba en ella misma. Ziel había tenido la suerte de aferrarse a a sus hombros, los cuales estaban cubiertos por la remera, y no continuar en contacto con su piel.

- Ziel, ¿qué ocurre? -preguntó con dificultad, soportando las recurrentes náuseas y el fuego interior que no podía explicar-. Llamaré a Bella -dijo algo alterada, pero intentando conversar la calma. Y, en el momento en que iba a gritar el nombre de la chica, una palpitación en su cuerpo la hizo sucumbir. Se llevó una mano a la garganta y otra al pecho, soltando a Ziel inevitablemente. No, esto no podía estar ocurriendo. No con alguien como él aquí dentro. Que alguien llegase, por favor. Que alguien fuese donde ellos se encontraban y los sacase de este agujero sin salida. Fraiah se estaba descontrolando, como si un Pura Sangre hubiese posado sus fríos colmillos en ella otra vez. Pero la situación era muy diferente. Ella ya no era humana, ni vampiro, ni nada. Ella ya no era nada, porque ni siquiera merecía el nominativo de "nada" debido a su incongruente naturaleza actual.

Miró de reojo hacia el lavabo. Allí, debajo del espejo, divisó aquella navaja que usan los hombres para afeitarse. Tenía filo, sería rápida y perfecta para su cometido. Con ella, podría generar un corte veloz en alguna parte del cuerpo de Ziel, de donde emanaría sin lugar a dudas un manantial de vitalidad color carmesí. Pero... ¿En qué demonios estaban pensando? Sacudió la cabeza con rapidez y volvió a sujetar a Ziel sin rozar siquiera su piel. Lo rodeó con un brazo por la cintura.

- Vamos, será mejor que salgamos de aquí -susurró. Sí, definitivamente sería lo mejor. De otro modo, si continuaba allí con él, no sabría lo que sería capaz de hacer.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Ziel A. Carphatia el Vie Feb 08, 2013 7:54 pm

En el contacto con su piel, sin notarlo apenas, ella iba absorbiendo todo aquello que me habían plantado. La ira, el rencor, el orgullo, era algo que estaba alimentando mi cuerpo para sostenerse, pero al ser llevado de nuevo; algunas fuerzas faltaban. Sin que lo supiera era como una especie de cubículo donde Marcus iba dejando todo aquello, mientras que ahora volvía a ser desprendido de ello. Mi cuerpo no entendía bien lo que estaba experimentando entre ambos, y mi cabeza no podía ni pensar en algo coherente. Sin embargo, el ojo tapado, parecía entenderlo todo en cierta manera. Empezó a transmitir un dolor insoportable hacia mi nuca, como si fuera el mismísimo Marcus el que pareciera estar desconforme.

Puse una mano en su hombro, para obligarla a que no sujetara mi cuerpo. Ninguno de los dos estábamos en deuda con el otro, así que no tenía por qué hacerlo. El poco orgullo que aún quedaba, fue dañado al ser sostenido por Fraiah. Apreté la mandíbula por intentar doblar de nuevo la pierna y no caer. Poco a poco mi cuerpo fue cayendo, hasta que las rodillas tocaron el suelo otra vez. Me agaché, acercando mi pecho a las rodillas. El dolor del ojo iba incrementando a cada segundo que tocaba a Fraiah, en ese rechazo entre su piel y la mía. Llevé una mano al parche sin entender bien lo que estaba pasando.
Terminé finalmente por quitar el parche de mi ojo, para parpadear y que la molestia fuera reduciéndose. Bajé la mano al suelo, mirando ambas. No, al final no era una "llamada" como tal. La vez anterior había sido mucho peor. Por eso me daba miedo saber a qué se había debido esa reacción. En el momento en que dejé de tocarla parecía que disminuía el dolor; dejando que mi respiración volviera al ritmo tranquilo de siempre.


-No lo sé, Fraiah. - Dije sin entender bien la reacción de mi cuerpo y su falta de fuerzas de buenas a primeras. Alcé la cabeza para mirar a la chica. - No. No quiero que ella me vea así. Si en un momento estoy bien. Ha sido solamente un pequeño bajón, ya sabes. - Sonreí, levantando una mano; quitándole importancia. No quería que Bella entrara y viera tan extraña escena. Había recuperado las fuerzas y en lo que tarda en entrar el aire por la ventana, algunas me habían sido arrebatadas. La paz parecía volver a llegar a mi pecho, limpiando todo rastro de las impurezas de Marcus; como si no hubiera pasado nada. Aunque las marcas de mi cuello indicaran todo lo contrario.
Entonces la chica pareció ahogarse ella sola. Me preocupó, a decir verdad. Pero tampoco estaba en situación de hacer mucho ahora.

Miré a Fraiah, con el ojo derecho brillando entre un tono violáceo y azulado. El izquierdo, en cambio, había aclarado su tono azulado, libre de algunas impurezas. Ella parecía tener respuestas a mis dudas. Y cuando me rodeó de nuevo para cargarme, alcé el brazo para pasarlo por sus hombros, aceptando su ayuda nuevamente. Su piel y la mía volvieron a estar en contacto una vez más, sin que ambos nos diéramos cuenta. La marca de mi ojo, volvió a estar en desacuerdo de que "todo lo malo" me fuera de nuevo arrebatado, recuperando el quemazón de antes progresivamente. Sin entenderlo bien, la retiré con el brazo.


- Espera, déjame. - Comenté asperamente. No sabía si la causa de todo esto era Marcus. Puede que hubiera empezado a controlar eso de la marca y estaba emitiendo el dolor en mi ojo cada vez que la chica se acercaba a su siervo; o que simplemente estaba comenzando a dar el aviso de que él volvería a por mi sangre. Si era así e irrumpía en aquella casa... Alejé a Fraiah todo lo que pude, apretando el parche de mi mano.
A duras penas llegué de nuevo hasta la bañera y abrí el grifo, volviendo a mojar mi cara además de mi ojo derecho.

-No lo entiendo... - Murmuré, dejando mi pensamiento en voz alta. Miré de nuevo a Fraiah, entre la duda y el miedo de encontrarme con sus ojos. - No me toques. Fraiah, no vuelvas a hacerlo. - Acabé por decir, malsonantemente. Si realmente él estaba detrás de todo esto, no podría dejar que se acercara.



Needed elsewhere to remind us of the shortness of our time
Bury my dreams, dig up my sorrows

Oh Lord, why the angels fall first?

Por favor di: "quiero a Ziel" ♥️
Tears laid for them. Tears of love, tears of fear...:


avatar

Cantidad de envíos :
1172
Localización :
Quién sabe.
Empleo /Ocio :
Alumno a tiempo parcial y zorro el resto del día (?)
Humor :
No te acerques por si acaso...

Ziel A. Carphatia

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Nokku Damaru el Sáb Feb 09, 2013 1:49 pm

Llegué como el rayo al baño, abrí la puerta con una mano y observé la escena. El alivió recorrió mis venas en cuanto vi a Fraiah de pie, al parecer ya estaba bien. Estaba de espaldas a mi, y Ziel estaba labandose la cara, nada fuera de lo común ¿verdad?. Pero mi mano no dejaba de temblar. Algo pasaba, algo dentro de mi se estaba retorciendo, como una alarma. Poco a poco empecé a descubrir la sensación de un aura, un aura débil, dócil, pero macabro que flotaba en el aire. Y cada vez podía notarlo mejor. Me puse tenso al instante, y poco después me asuste. Me asusté al darme cuenta de que ese aura no provenía de Ziel, no era su marca ni su pacto. Se trataba de Fraiah, desprendía una llama de energía perturbadora que un ojo normal nunca podría ver.
Me acerqué rápidamente a ella y la abracé, con fuerza, transmitiendola todo mi cariño y amor. No podía dejar que esa faceta de Fraiah saliera a la luz, ella tenía que controlarse, tenía que encontrar la manera de dominarlo. Y mientras ella buscara la manera de hacer frente a esa maldad yo no permitiría que cállese al vació, igual que ella hizo conmigo. Siempre que estuviera a su lado lograría retenerla, al fin y al cabo la primera que se enamoró de mí fue en realidad la parte "mala" de la pequeña, y por muy sediento que estés, nunca dañaras a tu amor ¿Verdad?
Pasé mis manos por la cintura de Fraiah, dejandolas en su abdomen y besé su cabeza. Segundos después bajé mis labios hasta la altura de sus oidos, para que nadie más que ella escuchara mis palabras.
Te quiero, y no quiero que sufras más, por favor...tranquilizate
Le dije tanto a ella como a sus instintos.
Un manto de tranquilidad recorrió todo mi cuerpo poco a poco. La paz invadió mis venas y dejé que mi aura se fundiera con la de Fraiah en una mezcla homogénea de amor.
Tragué aire y luego miré a Ziel, volviendo al mundo real. El chico me daba pena, ya no tenía una vida para el, y era por eso por lo que íbamos a matar a Marcus el primero, no por otra razón, teníamos que liberar a ese pajarito para que aprendiese a volar, los pájaros enjaulados nunca aprenderán el valor de viento si no se les deja libres.
Hablaré contigo el siguiente, y esta vez a solas
Dije sin dejar de mirar a Ziel mientras mi mirada fría y militar volvía a apoderarse de mi rostro.
avatar

Cantidad de envíos :
2032
Edad :
24

Nokku Damaru

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Bella.N.Gring el Sáb Feb 09, 2013 3:25 pm

Llegué al baño detrás de Nokku y vi la escena que allí se apreciaba. Ví que Fraiah ya había recobrado la consciencia y estaba de pie. Bueno eso son muy buenas noticias, aunque antes me preocupé bastante. Pero bueno. al menos ya está algo mejor, estará bien con Nokku.
Dirigí mi mirada hacia Ziel, que se estaba lavando la cara. Me acerqué a él y llevé mi mano hacia su cabeza para tocarle el pelo. ¿Estás bien? Dije con una sonrisa aunque algo preocupada también.
No cesaban los problemas y ahora a Fraiah le pasa algo... Estamos apañados. Suspiré y me senté en el borde de la bañera. Nokku sabrá de fijo lo que le pasa a Fraiah asi que está en buenas manos. Lo que no entendía era el por qué Nokku le dijo eso a Ziel. ¿Hablar a solas? ¿Por qué?... Le miraba de una forma tan fría... De todas formas Nokku no está hoy para muchas bromas.
avatar

Cantidad de envíos :
2550
Edad :
23

Bella.N.Gring

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Ziel A. Carphatia el Dom Feb 10, 2013 2:34 pm

Dejé mi espalda en el lateral de la bañera. Miré a Fraiah, clavando el ojo rosado en ella como si fuera otra marca. Había algo en ella que no terminaba de casar en mi cabeza. Como un presentimiento provocado por la marca de mi ojo. Cuando la puerta se abrió de golpe, antes de ser interrumpidos por Nokku y Bella, lancé significativamente el mensaje para que entendiera con una mirada lo que quería decir: allí no había pasado nada. Por el bien de ambos. Cambié radicalmente mi expresión tras esto, sonriendo infantilmente, cuando el cazador finalmente apareció.

Observé la escena sin demasiada importancia. Segundos después Bella entró preocupada, centrando toda mi atención. Levanté una mano cuando tocó mi pelo, cogiendo la suya con una amable sonrisa; sin dejar de mirarla con los dos iris de diferente color. Llevé la otra mano a mi ojo derecho para taparlo con la palma. Seguramente a Bella le incomodara el brillo que emitía, al igual que ver la marca grabada en él. Además, por desgracia el quemazón no había desaparecido todavía, al igual que el color rosado que tomó tras lo que había pasado.

-Claro. Solamente tuve un pequeño bajón, eso es todo. - Contesté a Bella, sin darle motivos para preocuparse. No había sido nada.

Ambos habíamos tenido un "bajón", cada uno a su manera, pero así tenía que ser. Así que volví a mirar a Fraiah para que no dijera nada, si no quería que también contara lo que había pasado. Pero me encontré con la fría mirada de Nokku, cosa que no hizo que cambiara de la aniñada expresión.

-Um, claro. - Dije ensanchando la sonrisa, tal vez "contento" de que el cazador realmente tomara en cuenta mi anterior advertencia. Aunque también logré entender la que Nokku parecía dejar sembrada en su mirada.



Needed elsewhere to remind us of the shortness of our time
Bury my dreams, dig up my sorrows

Oh Lord, why the angels fall first?

Por favor di: "quiero a Ziel" ♥️
Tears laid for them. Tears of love, tears of fear...:


avatar

Cantidad de envíos :
1172
Localización :
Quién sabe.
Empleo /Ocio :
Alumno a tiempo parcial y zorro el resto del día (?)
Humor :
No te acerques por si acaso...

Ziel A. Carphatia

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Lun Feb 11, 2013 7:38 pm

LLegue justo a tiempo para ver como Nokku pedia a Ziel hablar con el, despues me fije a Fraiah no parecia estar muy bien y con tanta gente aqui se podria agobiar y poner peor asi que me quede en la puerta
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Bella.N.Gring el Mar Feb 12, 2013 11:05 am

Observé los ojos de Ziel antes de que se tapara el ojo derecho que lo tenía levemente rosado. No hace falta que te lo tapes aquí, tranquilo Le dije mentalmente mientras le pasa una mano por su mejilla. Escuché sus palabras. ¿Un bajón? Me parecía algo extraño que por un simple bajón el ojo haya reaccionado de esa forma y además de que estaba algo más pálido que cuando salió de la cocina... Le miré algo extrañada y luego me encogí de hombros. Bueno sea lo que sea que haya pasado, será mejor hacer la vista gorda por el momento, ya aclararé las cosas.
En un momento llegó Kasha, que se quedó a la puerta. Creo que eramos demasiados ya en el baño, será mejor salir de aquí. Me incorporé mientras miraba a Nokku. Él sabe lo que está pasando. Le tendí una mano a Ziel para ayudarle a levantarse.
avatar

Cantidad de envíos :
2550
Edad :
23

Bella.N.Gring

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Fraiah B. Eslin el Miér Feb 13, 2013 4:47 am

Tensión. La tensión se adueñaba de cada muro, de cada resquicio de suelo, de cada ínfimo espacio en la piel de todos los que se encontraban, esa noche, dentro de aquella humilde y acogedora casa. La tranquilidad indica que se avecina una tormenta, pero una vez la tormenta fue desatada, los truenos sólo hacen estremecer a quienes caminan desarmados debajo de ella. Bajo este singular techo, la oscuridad entrelazaba las manos de cada ser viviente que allí permaneciese. La oscuridad reclamaba su dominio y se disputaba más de un alma.

Fraiah se quedó boquiabierta. Sus manos, elevadas en la posición en las que habían quedado al intentar auxiliar a Ziel, indicaban su anonadamiento. ¿Por qué le hablaba de ese modo? ¿Acaso le había hecho algo? Tragó saliva y dio unos pasos hacia atrás. No iba a incomodarle si eso era lo que en verdad le molestase. Comprendía, por un lado, que quizás su malestar radique en que no deseaba que una desconocida -porque eso era, al fin y al cabo- le pusiese las manos encima procurando ayudarle. La chica se miró las palmas y notó el ligero temblor. Entreabrió suavemente sus labios, dejando huir entre ellos una brisa cálida y sedienta. La garganta le ardía; le ardía como nunca antes. Ni cuando era un vampiro se había sentido de ese modo. Aunque la fiebre y las gotas de sudor habían desaparecido, la palidez en su cuerpo indicaba que aún no se encontraba del todo bien. Observó las acciones de Ziel con incomprensión, hasta que vio el resplandor violáceo de aquella marca sobre su ojo. Unas leves arrugas invadieron el entrecejo de Fraiah, haciendo que sus cejas se acercaran ligeramente. El horror y el terror se reflejaban en sus ojos. ¿Ziel le daba miedo o era a sí misma a quien atribuía todo temor? Volvió a caminar hacia atrás. Uno, dos, tres pasos. Quedó cerca de la puerta cuanto esta se abrió y Ziel le echó encima aquella mirada cómplice y oscura. Su rostro de malos amigos indicaba cada paso que ella debía seguir. Y, extrañamente, consideraba que era lo mejor.

Unos protectores y fuertes brazos la envolvieron en un suave abrazo. El aroma de aquella persona invadió sus sentidos. Él estaba allí, y detrás de sí se asomaban otros pasos. La respiración de Fraiah fue contenida en su pecho. No respiró por unos instantes. Sintió aquellas manos deslizándose por su cintura, hasta situarse en su abdomen. Nokku. Nokku estaba allí y actuaba acorde a sus instintos, los cuales le indicaban correctamente qué precauciones seguir. No por nada era el Presidente, claro, y ahora tenía una "nueva mascota letal" a la cual cuidar, de modo que no se escapase y mordiese al primer transeúnte que pasara caminando por la acera. Pero, aunque una parte de ella pensara en la situación de manera tan despectiva, otra parte comprendía el asunto. Él le daba paz, tranquilidad, confianza y seguridad. Su voz aterciopelada, sus palabras sinceras... Eran en verdad lo que necesitaba. Sus instintos cedieron. Ella misma se sorprendió de ello. Su garganta aminoró el ardor y sus músculos dejaron de estar tensos. Cerró los ojos un momento. Ahora comenzaría esta patética obra de teatro.

- Estoy bien. Perdón por preocuparte; perdón a todos por preocuparlos. Fue sólo un bajón de presión a causa de la anemia. Ziel me ayudó y como está débil también, acabó por desmoronarse también a causa de los esfuerzos y el susto que le dí -musitó riendo suavemente, quitando cualquier importancia al asunto, alejando cada mínimo detalle de nerviosismo. Le echó a Ziel una fugaz mirada que oscilaba entre lo dulce y lo depredador. Llevó sus manos a las de Nokku -que permanecían aún situadas en su abdomen- y acarició su piel.

Esa fue una trampa mortal.

Al igual que sucedió con Ziel, Fraiah comenzó a extraer la energía de Nokku. Junto a aquellas descargas eléctricas, sutiles y determinantes, los sentimientos negativos que se adueñaban del cazador en ese instante eran extraídos. Él sentiría alivio y condena, pues su cuerpo notaría la pérdida de energía momentánea. Lo notaría, claro, si no fuese porque Fraiah pudo percatarse a tiempo. Instintivamente, alejó las manos de su piel. Sin embargo, el contacto la dejó totalmente sedienta. Su aroma llegó a ella otra vez, cual fragancia de jazmines en un amanecer primaveral. La sangre cazadora latía bajo su piel con fuerza y calidez. Fraiah tragó saliva y, tras un instante de seriedad, se apartó de él tras girar su cuerpo y sonreírle dulcemente. Quería abrazarlo, correr a refugiarse en sus brazos, contarle lo que le sucedía, gritar como una niña desesperada si era eso lo que le salía del alma, pero no podía; no podía entorpecer sus asuntos. Suficiente tenía y su comida, seguramente, se estaba enfriando.

- Creo que ustedes estaban en un asunto importante. No se preocupen por nosotros. Ahora iremos a comer algo a la cocina y seguro se nos pasará. Además -miró a Nokku-, no me habrás hecho preparar esa cena para echarla a perder, ¿eh? -mencionó sin abandonar la inocente sonrisa en ningún momento. Su mirada se perdió en sus profundos ojos, en aquel destello cyan que transmitían. En ese momento supo que no había nada más doloroso que desear la sangre más prohibida de todas.

Desearlo era como morder la mano que la alimenta. Suena paradójico, pero es la cruel y literal verdad. Y ahora mismo, mientras su faceta más dulce y amable sonreía en la superficie, la otra parte de ella, sedienta y desesperada, se sentía en el maldito infierno.
avatar

Cantidad de envíos :
6009
Localización :
Lost in a Fantasy ~

Fraiah B. Eslin

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Nokku Damaru el Miér Feb 13, 2013 3:12 pm

Las manos de Fraiah se deslizaron sutilmente por mi piel mientras yo cerraba los ojos, parecía que había conseguido calmarla. Pero de pronto, sin previo aviso, pude apreciar como las habilidades de Fraiah surgían de nuevo de entre sus más tenebrosos deseos. Estaba despertando. Sentí como mi energía era absorbida y como un vació se formaba en mi interior, a falta de los sentimientos que oprimían mi pecho. Eso no arreglaba mucho las cosas. Una fugaz y dedil sonrisa se dibujo en mis labios cuando Fraiah se separó de mi para hablarme, pero casi no la estaba escuchando.
No, ella no estaba bien, claro que no lo estaba. No se si los demás se creerían lo de la anemia, pero por lo menos eso nos haría ganar algo de tiempo, aunque aparentemente Fraiah también quería ocultarme a mi su dolor.
Un destello rojizo se dibujo en mi iris mientras mi mirada surcaba el cuerpo de mi amada. Analicé cada uno de sus sentimientos antes de que los demás se dieran cuanta y dejé que mis ojos volvieran a tener su color original.
Me encontraba débil, pero me sentía bien. Esa habilidad de Fraiah no conseguiría persuadirme de todos modos, sabía que en el fondo no había conseguido aplacar a la parte salvaje de Fraiah.
Bajé la cabeza y me miré a las manos, abriéndolas y cerrándolas lentamente. Inspiré. El vació que Fraiah había creado dentro de mi con su poder estaba llenándose poco a poco de mis instintos salvajes, y prefería que estuvieran los sentimientos negativos en su lugar. Esa sensación era adictiva, era como adrenalina. En ese aspecto era ciertamente masoquista, una vez que mi cuerpo recibía esa clase de impulsos solo pensaba en matar, y casi me excitaba lograr que me hirieran, cosa que realmente pocas veces consiguiera. El instinto animal me obligaba a buscar rivales dignos y en ese momento, con mi mente divagando entre lo salvaje y lo coherente la única que podía acabar conmigo era Fraiah. Mis pupilas se dilataron un poco y volví a mirar a Fraiah a los ojos, observando a través de sus iris, buscando ese ser que me había despertado

Con un sutil movimiento, tal vez demasiado elegante y preciso para un humano levanté la mano y acaricié la mejilla de Fraiah. El contacto con nuestras pieles hizo que un nuevo vació se generara en mi interior, acompañado de una nueva perdida de energía y un aumento de mis más que incipientes instintos de cazador.
Esta bien, pero creo que es un poco tarde, necesitas descansar, yo asearme un poco y algunos de los aquí presentes tienen que hacerse a la idea de lo que significa una reunión conmigo en solitario
Dije con fingida tranquilidad mientras soltaba el rostro de Fraiah. No podría tener una conversación humana con Ziel en ese momento, y menos aguantar a todos a la vez. Si me pusiera a discutir con el chaval acabaría por matarlo, porque de cierta manera, eso nos ahorraría muchos problemas y podríamos acabar más rápido con Marcus, podría ser un cebo perfecto.... y es precisamente este tipo de pensamientos los que quería evitar. Y evidentemente Fraiah necesitaba un lugar tranquilo, prometí que no dejaría que hiciera ninguna tontería, y no me iba a arriesgar permaneciendo en la casa de Kasha,
Perdonarme chicos, pero visto lo visto no nos podemos quedar más tiempo. Kasha, si puedes enviame una carta con la información que querías darme, sería más confidencial que con todos escuchando detrás de las puertas, Kai, cuida de que Ziel no se valla a ningún lado sin tu permiso, ni al baño si hace falta, no quiero más tonterias, Bella, cuidalos a todos, se que puedes, y Ziel, chico, si te escapas me encargaré yo mismo de Marcus no pueda volver a probar tu sangre, porque regaré la hierba de mi jardín con ella...no se si me he explicado
Dije mirando directamente al cuasi hombre mientras mis ojos se tornaban de un rojo intenso, mientras una sonrisa sádica y contenida aparecía en mi cara, si no estuvieran todos los demás delante podría demostrarle que iba muy enserio. Mis dilatadas pupilas recorrieron el perfil de su figura antes de lanzarle una amenazadora mirada, la mirada de un cazador desquiciado, la misma mirada con la que Marck Gregor, el hermano de Marcus, pedía clamencia antes de que le matara. De lo que no estaba seguro era de si pedía que le matara de una vez o que no lo hiciera. Tal vez en ese aspecto si que me parecía a los vampiros de la clase de los hermanos mutantes, en momentos de ese tipo mi sangre ardía en ganas de matar pero fluía como un rió helado a través de mis venas.
Suspiré antes de que el color de mis ojos volviera a ser el mismo que el de los cielos en primavera. Le guiñe un ojo a Fraiah mientras la cogía de la mano, esta vez sin llegar a sentir nada extraño y nos íbamos lentamente hacia la entrada de la casa. Tenía hambre, pero no era precisamente comida lo que necesitaba. Me relamí enseñando los colmillos.
avatar

Cantidad de envíos :
2032
Edad :
24

Nokku Damaru

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Ziel A. Carphatia el Miér Feb 13, 2013 6:05 pm

A pesar de las palabras de Bella, no quité la palma de mi extraño ojo. En cambio, cogí su mano cuando la tendió; consiguiendo levantarme a duras penas y apoyarme en ella con un brazo por sus hombros. Suspiré cansado. Allí había demasiada gente y con tanta muestra de "afecto" entre esos dos, me daban más ganas de irme de aquel lugar. Empecé a andar con su ayuda, sin intención de quedarme en el baño durante un segundo más. Al menos era así hasta que las palabras de Nokku me hicieron girarme hacia él. Sí, lo decía por mí. "Tienen que hacerse a la idea de lo que significa una reunión conmigo en solitario", se repitieron esas palabras justas en mi mente. Una pequeña sonrisa inocente asomó por mis labios. ¿Acaso había que pedirle cita como si fuera un directivo? ¿Creería realmente que para hablar con él, necesitaba "preparación"? Me dio igual que hiciera malsonancia a ese aspecto. Últimamente, casi todo me daba igual. Algo que había aprendido de mi Amo. Pese a que realmente había llegado a tener la ¿esperanza? ¿alegría tal vez? de hablar con él, y ahora él mismo estaba desechando cualquier tipo de conversación o ayuda que podía ofrecerles sobre Marcus.

Puede que Marcus fuera algún día el que cavara mi propio final, pero sin duda había ido perdiéndole el miedo a tan frío sanguinario. Así que Nokku realmente como cazador no me imponía mayor entusiasmo, al igual que el vampiro. Ahora razonaba cada paso y cada acción; no volvería a ser un insensato que actuaba por afán. Pasé de largo de sus palabras, como de sus amenazas. Bajé la mano de mi ojo, mostrando la marca latiente en él, apoyándome con esa mano libre en el marco de la puerta del baño. Aunque el cazador, no contento con eso, volvió otra vez a romper el silencio que el resto estábamos creando. Lo último que dijo, realmente me sorprendió. A veces pensaba que eso de ser el Director de la Asociación de cazadores se le subía mucho a la cabeza.

No negaría que me sorprendió conocer que Nokku también era un vampiro, pero hoy en día me era hasta normal. Un vampiro cazador, cazando a otros vampiros. Digno de ver. Y así marchaban los cazadores.

-Vaya, creía que los cazadores se encargaban de proteger a los humanos. - Comenté en el aire alegremente, como si hubiera sido un vano pensamiento en voz alta. Besé en la sien de Bella con dulzura, embriagándome con el aroma de su pelo. Cerré levemente los ojos, emitiendo un pequeño siseo para que Bella no dijera ninguna palabra. Con ella hablaría después. Era en la única que podía confiar. Volví a abrir los ojos, y nuevamente rodé los ojos hacia el cazador. Creía que él sería quién más que nadie el que mejor me entendiera. Él también tenía a alguien a quien proteger con su propia vida, a consumir su existencia por otra persona. Pero era visto que me había equivocado y ahora estaba siendo un punto negro para los cazadores. No le guardaba por ello rencor, o tal vez por el momento no lo hacía. Cada uno estaba eligiendo su forma de proteger sus seres queridos, y con ello, también parecía que se elegía el bando de una batalla.

El ojo izquierdo parecía estar sujetando esos iris carmesíes suyos, temeroso de ser devorado por ellos; mientras que, el derecho brillando con esa luminosa marca de pecado, fue directo a clavarse en sus ojos sedientos. Mi negra pupila quería devorar la suya inconscientemente. Como si ambos estuviéramos debatiénonos en un duelo con las miradas. Pero mi sonrisa era más bien pequeña e inocente, puramente de un chico de mi edad. Sin embargo, su sonrisa sádica no me transportó la misma amenaza de sus palabras. Sería que ya estaba vacunado contra los ojos sedientos de mi Amo. Seguro incluso, que a Marcus le hacía gracia conocer la situación.


-Te explicaste bien, tranquilo. Espero entonces que quede en contraste con tu jardín. - Dije sin emoción con esa pequeña sonrisa, con mi ojo atacando a los suyos en un brillo amenazante. No era consciente de este brillo particular en mis palabras, pero en cierto sentido podía llegar a suponerlo. Con ello me negaba a acatar sus órdenes. Él no era mi "Director", ni mi dueño, ni nada que se le asemejara. Había llegado demasiado tarde si era lo que pretendía. Y puesto que ya tenía alguien a quien servir, no me detendría frente a sus rudezas.
Observé el cambio de sus iris y las muestras de afecto a Fraiah. La miré unos instantes, recibiendo esa mirada depredadora y gentil, todavía con el brillo rosado en mi ojo; el cual parecía completamente inmune. Esperaba también ver hasta dónde, cada uno, éramos capaces de llegar.

Los vi poco a poco marcharse y sonreí a Bella. De refilón, observé a Kasha. Ignoré su presencia, saliendo también ambos del baño, en dirección a una de las habitaciones. Había demasiado de qué hablar.



Needed elsewhere to remind us of the shortness of our time
Bury my dreams, dig up my sorrows

Oh Lord, why the angels fall first?

Por favor di: "quiero a Ziel" ♥️
Tears laid for them. Tears of love, tears of fear...:


avatar

Cantidad de envíos :
1172
Localización :
Quién sabe.
Empleo /Ocio :
Alumno a tiempo parcial y zorro el resto del día (?)
Humor :
No te acerques por si acaso...

Ziel A. Carphatia

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Kasha Oskan el Miér Feb 13, 2013 9:18 pm

Asenti a las palabras de Nokku, pero antes de hacer nada, deseaba ir a visitar a alguien, desde que habia vuelto, no habia podido ir a verlo.
Sin decir nada, se giro, recogio sus armas y sus botas del salon y salio de alli, si Kai habia estado escuchando, sabria que iria a escribir y dejar la carta al despacho de Nokku en la asociacion con la informacion que tenia y los planes que habia pensado
avatar

Cantidad de envíos :
4032
Edad :
26
Localización :
en el infierno

Kasha Oskan

Volver arriba Ir abajo

Re: Baño

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.